elnuevodiario.com.ni
  •   LA HABANA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Veintiséis pacientes del hospital psiquiátrico de La Habana murieron esta semana como consecuencia de la ola de frío y negligencia del personal, un duro golpe para el sistema de salud de Cuba que consternó a los cubanos, mientras las autoridades prometen castigar con rigor.

"Se reportan 26 fallecidos. Estos hechos están vinculados con las bajas temperaturas de carácter prolongado que se han presentado, de hasta 3,6 grados centígrados, y a factores de riesgo propio de los pacientes con enfermedades psiquiátricas", reveló una nota del Ministerio de Salud difundida en la televisión local.

Una comisión de investigación que creó el Ministerio de Salud identificó -agregó- "varias deficiencias relacionadas con la no adopción oportuna de medidas" en el hospital para proteger a los pacientes, todos ancianos de acuerdo con empleados del centro. "Los principales responsables de estos hechos serán sometidos a los tribunales correspondientes", advirtieron las autoridades, según las cuales también incidieron en las muertes, además del deterioro por la edad, "infecciones respiratorias" y "complicaciones de afecciones crónicas", como cardiovasculares y cáncer.

De acuerdo con una fuente del entorno oficial, la grave situación motivó la visita al hospital del propio presidente de Cuba, Raúl Castro, además del ministro de Salud, José Ramón Balaguer, y miembros de la Seguridad del Estado y del Ejército. Según empleados del hospital, que prefieren no identificarse, en el hecho hubo irregularidades como mala alimentación y falta de abrigo a los pacientes, debido al robo de alimentos y cobijas por parte de personal.

Los cubanos, que conocen el hospital con el antiguo nombre de "Mazorra", ya corrían el rumor de lo ocurrido y reaccionaron indignados. El hecho había sido denunciado -aunque sin presentar pruebas- por el presidente de la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos (CCDHRN), Elizardo Sánchez, que lo calificó de "negligencia criminal".

"Tremenda negligencia. Los implicados tienen que responder, ser encarcelados porque no tomaron las medidas, no los cubrieron bien. Estamos impactados", señaló Alicia Medina, de 71 años, enfermera jubilada que de joven trabajó en el Hospital Psiquiátrico, y quien cuenta que una amiga sufrió la pérdida de su hermana, de 76 años, en los hechos.

María Crespo, ama de casa de 64 años, comentó que el caso es "muy grave porque a todas luces se trata de un caso de negligencia con personas enfermas y ancianas. "Ya se hablaba en la calle de cómo estaba Mazorra, de problemas con la comida, de los pacientes sucios. No quisiera estar en el pellejo de los culpables", agregó.

La educación y la salud son emblemas de la revolución, universal y gratuita para los cubanos, pero en los últimos años, admite el gobierno, sufrieron un deterioro por las dificultades del embargo de Estados Unidos y problemas internos. Cuba tiene más de 40.000 médicos y profesionales de la salud en América Latina y Africa, sobre todo en Venezuela. Unos 400 se hallaban en Haití al momento del devastador terremoto del martes y se envió una brigada adicional.

"Cuba, a pesar de ser un país pobre y bloqueado, desde hace años viene cooperando con el pueblo haitiano", escribió el líder comunista Fidel Castro, de 83 años y retirado del poder por enfermedad.

La CCDHRN, grupo disidente que, igual que todos los opositores, es acusado por La Habana de trabajar para Washington, afirmó en una nota que veía "con preocupación que el sistema nacional de salud presenta señales crecientes de deterioro". "Es el número más alto de muertes evitables en un hospital cubano", afirmó Sánchez.

El hospital fue en noviembre pasado escenario de una singular obra de teatro dirigida por el dramaturgo francés Serge Sándor, protagonizado por un centenar de pacientes.