•   SAN SALVADOR  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Iglesia católica pidió hoy a los salvadoreños concretar un acuerdo de paz social que consolide la reconciliación de la sociedad tras pedir perdón el Estado por las violaciones a derechos humanos cometidas en la guerra civil (1980-1992).

"Me impresionó mucho la forma en que el presidente hizo la petición de perdón. Nosotros creemos que este es un buen ejemplo, un buen paso de que toda la sociedad debe de reconciliarse. Ojalá que podamos llegar a un nuevo acuerdo nacional que siente las bases verdaderas de una paz social, y eso es posible", señaló en una rueda de prensa el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar.

El prelado católico salvadoreño consideró que en ese acuerdo de paz social que "se debe de concretizar", los distintos sectores de la sociedad salvadoreña deben llegar a un compromiso para poner fin a la violencia delincuencial, la pobreza, el desempleo "y en todo lo que atañe a la nación".

A criterio de Escobar, el pedido de perdón formulado por el jefe de Estado Mauricio Funes por las graves violaciones contra los derechos humanos en los tiempos de la guerra civil, es una acción "sincera" que se convierte en un pilar "importante para alcanzar esa verdadera reconciliación".

Ayer, en una acción sin precedentes, Funes reconoció que fuerzas militares gubernamentales y paraestatales cometieron "graves violaciones a los derechos humanos y abusos de poder" durante la guerra civil y por ello pidió perdón a las víctimas. Entre esas "graves violaciones" cometidas contra "civiles indefensos" figuran masacres, ejecuciones arbitrarias, desapariciones forzadas, actos de represión, por los que Funes consideró que el Estado es "responsable (tanto) por acción como por omisión".

Ese pedido de perdón del Estado fue rechazado este domingo por el ex presidente de derecha Armando Calderón quien afirmó que "no fue el Estado el que quizo promover la guerra y por tanto ese perdón jamás debió pedirse".

Funes decidió nombrar una comisión que le sugerirá la forma en que pueda reparar moral y materialmente a las víctimas. También anunció la puesta en marcha de una comisión para la búsqueda de niños desaparecidos en la guerra civil.