•   NUEVA YORK  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El secretario general de la ONU Ban Ki-moon pidió hoy al Consejo de seguridad aumentar en 3.500 efectivos las fuerzas de paz en Haití, devastado por un sismo.

Ban presentó un informe sobre la situación en el país caribeño donde antes del sismo la fuerza tenía 9.000 hombres, incluyendo 7.000 militares de 18 nacionalidades, de los cuales varias decenas perecieron en la catástrofe.

Al menos 46 efectivos de la operación de la ONU en Haití (Minustah) murieron a causa del sismo del martes pasado y más de 500 personas que trabajan para Naciones Unidas están desaparecidas, declaró a la prensa Martin Nesirky, portavoz del secretario general de la ONU.

Además de los militares y policías, la ONU emplea actualmente a unos 2.000 empleados civiles, de los cuales unos 500 son extranjeros. El vocero precisó que la cifra de más de 500 personas desaparecidas incluye a aquellos integrantes de la fuerza de paz o empleados civiles que no pudieron ser localizados.

Brasil (1.280), Uruguay (1.136), Argentina (557) y Chile (509) son los principales contribuyentes en Cascos Azules de América latina en la Minustah.

En declaraciones a la prensa al término de una reunión de consultas del Consejo de Seguridad realizada a puertas cerradas, Ban anunció que había pedido que se eleve en 2.000 hombres el contingente militar y en 1.500 el policial. El Consejo de seguridad anticipó que votará mañana sobre un proyecto de resolución para dar luz verde al pedido de Ban.

Luego se examinará eventualmente la adaptación del mandato de la nueva fuerza de un total de unos 13.000 hombres a la nueva situación. "Actualmente la situación está bajo control", declaró a la prensa el jefe del departamento de operaciones de mantenimiento de la paz, Alain Le Roy.

Según Le Roy, de momento no es necesario adoptar una nueva resolución para cambiar el mandato de los "cascos azules", aunque no descartó que más tarde se pueda llegar a necesitar un "mandato más robusto". "Podemos vivir con la resolución existente por el momento, pero tal vez tengamos que cambiarla", explicó el responsable de los "cascos azules".

Le Roy afirmó que el refuerzo de tropas es necesario para garantizar la seguridad de los convoys, para crear corredores humanitarios entre Puerto Príncipe y República Dominicana o el norte del país, donde hay otro puerto susceptible de aliviar el de la capital, cuyas capacidades fueron dañadas. Más allá de esas dos necesidades, el refuerzo de 3.500 hombres incluye una reserva de seguridad "en caso de que la situación empeore". La policía de la ONU ayudará a las fuerzas del orden locales en las tareas de seguridad.

La misión de las fuerzas de Estados Unidos, desplegadas al margen de las de la ONU y bajo un mando distinto, se limitará a respaldar la operación de ayuda humanitaria", aclaró Le Roy, precisando que la "seguridad general" seguirá en manos de la Minustah.

El gobierno haitiano anunció que unos 70.000 muertos habían sido enterrados hasta el momento en fosas comunes. Las fuerzas estadounidenses desplegadas en el país caribeño tras el sismo avanzaron por su parte la cifra no confirmada de 200.000 fallecidos.