•   TEGUCIGALPA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Una agrupación hondureña que apoyó el golpe de Estado de 2009 rindió hoy un homenaje al presidente de facto Roberto Micheletti, en una cadena de actos que estimulan el culto a su personalidad, que incluyen declararlo como el "primer héroe del siglo XXI".

Vestidos de blanco, ondeando banderas blancas y azules y cubriéndose del sol con sombrillas, cientos de funcionarios, militares y miembros y simpatizantes de la coalición de derecha se concentraron en la Plaza la Democracia, frente a la Casa de Gobierno de Tegucigalpa para la ceremonia.

"Hemos enfrentado gigantes", manifestó en su discurso la coordinadora de la llamada Unión Cívica Democrática, Armida de López, esposa del canciller del gobierno de facto, Carlos López, en alusión a las presiones internacionales para que fuese restituido el depuesto presidente Manuel Zelaya. Este homenaje "es un mensaje al mundo entero que en Honduras somos amantes de la paz y la democracia", afirmó, por su parte, Micheletti en el discurso ante los cientos de simpatizantes que lo vitoreaban.

Activistas de derechos humanos calificaron los honores que ha recibido Micheletti, como "un culto a la personalidad" y dijeron que su nombramiento como "diputado vitalicio" busca darle inmunidad, como pretendió el ex dictador chileno Augusto Pinochet (1973-1990).

La cadena de homenajes "es un culto a la personalidad pero en el fondo lo que hay es un temor, es deseo de protegerlo porque está acusado en la Corte Penal Internacional como Pinochet", advirtió la directora ejecutiva del Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos, Reina Rivera.

Michelett, que asumió el poder el día del golpe de Estado del 28 de junio de 2009, ha recibido muchos honores de su propio régimen y de grupos golpistas: tiene una calle con su nombre y estampillas del Correo hondureño. Los empresarios lo declararon "primer héroe del siglo XXI" y en la ciudad de San Pedro Sula le entregaron una pequeña estatua suya de madera.

El 13 de enero, el Congreso hondureño, dominado por golpistas, lo designó diputado vitalicio, "algo parecido a lo que hizo Pinochet", recordó Rivera. "La declaración de héroe nacional la da la historia, no se da por decreto, menos por los empresarios. Los héroes de la independencia de España de 1821 lucharon contra los grupos hegemónicos, a Micheletti la declaración la hacen los grupos hegemónicos", subrayó Rivera.

Pinochet, fallecido en 2006, se autodesignó "senador vitalicio" para conseguir inmunidad de por vida una vez que dejara el mando militar, pero eso no impidió que fuera arrestado en Londres en 1998 y luego juzgado y arrestado en Chile por casos de derechos humanos, enriquecimiento ilícito y evasión de impuestos.

Antes del golpe, Micheletti intentó ser candidato presidencial, pero no consiguió apoyo en las elecciones primarias de su Partido Liberal, el mismo al que pertenece Zelaya, que está tan dividido como la sociedad hondureña.

Estos honores a Micheletti son característicos "de un régimen de corte fascista", expresó hace unos días el presidente de la privada Comisión de Derechos Humanos, el abogado Andrés Pavón.