elnuevodiario.com.ni
  •   KANO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El vicepresidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, ordenó este martes el envío de tropas a la convulsa ciudad de Jos, donde sangrientos enfrentamientos entre cristianos y musulmanes dejaron cerca de 300 muertos en los últimos tres días.

"Hemos recibido 156 cadáveres esta mañana y otros 36 esta tarde. En total, tenemos 192 cadáveres", afirmó el responsable de la mezquita central de Jos, Balarabe Daud, que se sumaron a los 26 registrados durante el fin de semana. Daud informó que resultaron heridas 800 personas, 90 de las cuales fueron evacuadas a hospitales militares a causa de la gravedad de su estado.

Por su parte el reverendo Chung Dabo, secretario de la Asociación Cristiana de Nigeria (CAN) en Jos, señaló que "hasta han llegado 50 muertos". Dabo informó que otras 15 personas murieron en la pequeña ciudad de Bukuru, cerca de Jos.

La ciudad de Jos está situada entre el norte mayoritariamente musulmán y el sur cristiano. Durante el fin de semana, al menos 26 personas murieron y más de 300 resultaron heridas en los enfrentamientos.

Según fuentes de seguridad, los disturbios estallaron por la construcción de una mezquita en el barrio de Nassarawa Gwom, de mayoría cristiana. Varias casas y vehículos fueron incendiados. Cerca de 3.000 habitantes tuvieron que ser desplazados debido a los enfrentamientos, indicó la Cruz Roja local.

Las autoridades impusieron el domingo un toque de queda y las autoridades cerraron el barrio de Nassarawa Gwom, interceptando vehículos y peatones en busca de armas.

Una secta musulmana llamada Boko Haram, que significa "Educación occidental es un pecado", inició en julio pasado una insurrección en el estado de Borno.

Nigeria, el país más poblado de Africa con 150 millones de habitantes, sufre frecuentes violencias entre musulmanes del norte y cristianos del sur, especialmente en los Estados del centro y del norte, donde las comunidades religiosas tienen dificultades para coexistir.