elnuevodiario.com.ni
  •   NUEVA YORK  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un judío ortodoxo que oraba con amuletos tradicionales causó pánico hoy a bordo de un avión en Estados Unidos, que fue desviado y obligado a aterrizar en Filadelfia por temor a un atentado. "Hubo un malentendido entre la tripulación y un pasajero religioso que llevaba objetos de culto y rezaba en voz alta",señaló una fuente de los servicios de seguridad.

El avión de Chautauqua Airlines, que opera para US Airways y otras aerolíneas de Estados Unidos, había despegado esta mañana del aeropuerto de La Guardia en Nueva York con destino a Louisville (Kentucky). Tras el despegue, el pasajero religioso comenzó a colocarse las filacterias, es decir objetos religiosos que consisten en cintas y cajitas de cuero donde se guardan fragmentos de las escrituras sagradas judías.

Conforme a la tradición hebrea -que para los ortodoxos es una práctica obligatoria cotidiana- una de las cajitas se ata con correas sobre el brazo y la otra se coloca en la cabeza sobre la frente. "La tripulación consideró que sus acciones y esos objetos eran sospechosos y decidieron desviar al avión a Filadelfia", indicó la fuente de los servicios de seguridad.

Al parecer la persona no se expresaba bien en inglés, lo cual complicó la situación. "Había una barrera de lengua, él rezaba en voz alta, usando esos objetos", precisó la fuente, que solicitó no ser identificada.

Finalmente, la tripulación tomó la decisión de desviar el vuelo. El avión aterrizó a las 08H50 locales (13H50 GMT) en Filadelfia, donde las autoridades constataron que se trataba de un malentendido. "El pasajero perturbador fue interrogado", señaló Greg Soule, de la Administración de Seguridad en el Transporte. "No se halló nada sospechoso en el avión", precisó.

Un vocero de US Airways precisó que el incidente no tuvo consecuencias. "El avión aterrizó sin incidentes en Filadelfia y los pasajeros y la tripulación regresaron a la terminal aérea y fueron colocados en otros vuelos", comentó Morgan Dunnant, vocero de la aerolínea.

Desde la tentativa de atentado frustrada en Navidad en un vuelo de Northwest Airlines con destino a Detroit, en que un individuo que afirmó estar vinculado a la red Al Qaida fue detenido tras intentar detonar una bomba a bordo, los servicios de seguridad norteamericanos están en estado de alerta permanente.

El temor a un nuevo atentado causó desde entonces numerosos incidentes, que resultaron ser malentendidos, incluyendo un pasajero que transportaba miel en su maleta o un joven que pasó las barreras de seguridad del aeropuerto de Newark (New Jersey, noreste) para besar a su novia.