•   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, erigió hoy a Estados Unidos como guardián de la libertad de expresión en internet e invitó a las empresas a rechazar la censura, nueve días después de que Google denunciara ciberataques provenientes de China. "Espero que la negativa a apoyar la censura política se convierta en una característica típica de las empresas estadounidenses en el sector tecnológico. Quisiera que esto se convierta en una marca nacional", afirmó la secretaria de Estado en un discurso sobre internet y las libertades.

Según Clinton, "el sector privado comparte la responsabilidad de ayudar a garantizar la libertad de expresión. Y cuando los contratos amenazan esta libertad, las empresas deben reflexionar sobre lo que es justo y no sólo sobre la perspectiva de obtener beneficios rápidos".

La jefa de la diplomacia estadounidense, que dio su discurso en el museo del periodismo en Washington, anunció un encuentro con empresas en el Departamento de Estado sobre el tema para febrero. Clinton apoyará en esa ocasión "el compromiso responsable de las empresas a favor de la libertad de información". También reclamó a las autoridades chinas "una investigación minuciosa sobre las intrusiones informáticas" desde ese país contra Google, el gigante estadounidense de internet, y contra una veintena de otras empresas.

Google amenazó con cesar toda actividad en China tras denunciar el 12 de enero ciberataques dirigidos desde su territorio. Además, la empresa con sede en California, que había aceptado censurar los resultados de su motor de búsqueda con tal de acceder a este mercado de 350 millones de internautas, afirma que en adelante su portal chino google.cn liberará los resultados sin filtros.

Pekín consideró hoy que no hay que vincular el caso Google con las relaciones chino-estadounidenses ni exagerarlo, mientras que el gobierno norteamericano, por su lado, no ha emitido una protesta formal desde el comienzo de la polémica. No obstante, Clinton advirtió hoy que "los países o individuos que lanzan ciberataques deberán enfrentar las consecuencias".

Según la diplomática, Estados Unidos es la "cuna" de internet y tiene la "responsabilidad" de asegurarse de su libre funcionamiento. En tanto, los Estados que limitan el libre acceso a la información e infringen "los derechos fundamentales de los usuarios de internet", afirmó Clinton, "corren el riesgo de apartarse a sí mismos de los progresos del siglo XXI".

La defensa de las libertades en internet estaba en el programa de la primera visita a China del presidente estadounidense, Barack Obama, en noviembre. También en ese mes, Obama aplaudió a los blogueros independientes de Cuba por dar a conocer su visión de la realidad de la isla de forma libre, en respuesta a un cuestionario enviado por una de ellos, Yoani Sánchez.