elnuevodiario.com.ni
  •   CARACAS  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Venezuela Hugo Chávez afirmó hoy que si un canal de televisión no cumple con la ley audiovisual local no saldrá "más nunca" al aire, horas después de que por orden de su gobierno cesara transmisiones el crítico canal RCTV y otros cinco que operaban en cable.

Durante la emisión de su programa dominical 'Aló, Presidente', Chávez preguntó "qué pasó con este canal que se negaba a cumplir con la ley", aludiendo indirectamente a la estación RCTV, que ya había salido del aire en la señal abierta en 2007 y desde entonces transmitía por cable.

"No podemos permitir nada de eso", afirmó Chávez. "Bueno, correcto, el que se niegue a cumplir la ley, más nada", comentó el mandatario tras escuchar la explicación de su ministro Diosdado Cabello, presente en el programa, quien sostuvo que "las empresas del cable dejaron fuera de su parrilla a canales que no querían cumplir con la ley".

"No sólo ellos, sino que hemos dicho que todos debían cumplir con la ley", insistió Cabello, que preside el ente regulador del sector, Conatel. "La ley, compadre, la ley", manifestó Chávez. "Aquí hay unos burguesitos y burguesotes que se dan el lujo de retar al gobierno. Está bien, si no acuden (al cumplimiento de la ley) no tendrán más nunca salida. Es una decisión de ellos, no de nosotros", zanjó Chávez.

En diciembre pasado se estableció por ley que cualquier canal de televisión por cable sería considerado canal nacional si un 30% de sus contenidos eran producción venezolana. El gobierno informó el jueves pasado que este era el caso de RCTV, que por tanto está sujeto a las leyes nacionales, comenzando por la difusión de las llamadas "cadenas" del presidente, es decir sus mensajes a la nación que todos los medios deben difundir obligatoriamente. Ayer, RCTV dejó de transmitir por segunda vez en dos días una cadena oficial.

CIDH rechaza salida de canales
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) rechazó la salida del aire de varios canales por cable en Venezuela, lo que a su juicio "profundiza el deterioro del derecho a la libertad de expresión" en ese país.

La CIDH manifestó su "seria preocupación" por la "intempestiva" salida del aire de los canales. Las emisoras "no han tenido la oportunidad de defenderse en un proceso debido y frente a una autoridad imparcial. A estos canales se les aplicó una sanción de plano, sin las garantías mínimas del debido proceso y sin que las leyes venezolanas consagren esta alternativa", señaló la comisión.

"Con esta decisión, se profundiza el deterioro del derecho a la libertad de expresión en Venezuela, al impedir que medios de comunicación que eran transmitidos por cable puedan seguir operando de manera independiente, sin miedo a ser silenciados por su enfoque informativo", indicó el comunicado.

La CIDH exhortó al gobierno venezolano a "cumplir con las disposiciones legales respectivas y, en particular, con las garantías mínimas del debido proceso a las cuales tienen derecho todos los habitantes de las Américas".