•   GUATEMALA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El ex presidente guatemalteco Alfonso Portillo (2000-2004), requerido por la justicia de Estados Unidos que lo acusa de lavado de dinero, fue capturado hoy en una playa del Caribe guatemalteco, llamada Punta de Palma, Izabal, unos 250 km al noreste de la capital, afirmaron fuentes del Ministerio Público, MP.

Portillo está acusado por la justicia estadounidense de utilizar bancos de ese país para lavar "decenas de millones" de dólares que supuestamente fueron robados del erario guatemalteco cuando fue presidente. Con la detención, Portillo se podría convertir en el primer ex presidente de este país en ser extraditado a Estados Unidos y encarcelado por corrupción.

La captura de Portillo, que había huído de la justicia en los últimos días, se hizo efectiva "en el último minuto" debido a que estaba a punto de abordar una embarcación rumbo a Belice, afirmó el español Carlos Castresana, titular de la Comisión Internacional contra la Impunidad, una entidad avalada por las Naciones Unidas. Tanto Castresana como el Fiscal General, Amilcar Velásquez, calificaron la captura "como un hecho trascendente e histórico" para combatir la impunidad, toda vez que el 98% de los casos que conocen los tribunales no son resueltos.

"Para nosotros éste es un día importante en la lucha contra la impunidad en Guatemala porque hoy se demuestra que nadie está por encima de la ley en este país", agregó en rueda de prensa Castresana, tras manifestar su beneplácito por el "arresto de este fugitivo". "El que infringe el ordenamiento jurídico tarde o temprano tendrá que responder de su conducta ante los tribunales de justicia (...). Es una realidad todavía excepcional más cuando se trata de personas de esa categoría o de ese poder político, económico y social o de la naturaleza que sea que durante mucho tiempo han sido capaces de doblar el brazo de los tribunales", puntualizó.

El fiscal explicó que en la operación de la captura participaron 52 agentes e investigadores de la Fiscalía y de la Comisión Internacional, apoyados por elementos de la policía y el ejército. "Ahora que ya fue capturado el gobierno de Estados Unidos tiene un plazo de 40 días para formalizar oficialmente el requerimiento de extradición, según las evidencias y documentos con que cuentan", detalló Velásquez.

Según las investigaciones de fiscales estadounidenses, Portillo desvió al menos cuatro millones de dólares del Ministerio de Defensa y robó donaciones de Taiwán para el programa Bibliotecas Para La Paz, según el documento judicial. Para ello, utilizó cuentas bancarias en todo el mundo: en Florida, sureste de Estados Unidos, pero también en Lichtenstein, Londres, Luxemburgo, París y en Suiza, añade el expediente de la fiscalía de Nueva York.

Entre tanto, Portillo calificó su captura como una conspiración en su contra, teme por su vida y que el fiscal le propuso un acuerdo para cerrar el caso de peculado que tiene en este país y así proceder a la extradición inmediatamente. No obstante, rechazó la solicitud por considerar que el proceso lleva más de seis años y si lo acusaron de ese delito quiere ser vencido en los tribunales.

El ex gobernante retornó a Guatemala en octubre de 2008, luego de vivir cuatro años refugiado en México, país cuyas autoridades accedieron a la solicitud de extradición de la justicia guatemalteca por el proceso abierto.