•   BRUSELAS  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Unión Europea, UE, confió hoy en que la llegada del conservador Porfirio Lobo a la presidencia de Honduras, que pone fin a una larga crisis institucional, permita "normalizar las relaciones" entre el país centroamericano con Europa y la comunidad internacional.

En ocasión de la investidura de Lobo, el bloque "manifiesta su esperanza de que su mandato abra el camino a una nueva era de normalización de las relaciones de Honduras con la UE y la comunidad internacional", señaló en un comunicado la Alta Representante de Política Exterior, Catherine Ashton.

Pese a "lamentar" que no se aplicara "plenamente" el Acuerdo de Tegucigalpa San José para resolver la crisis institucional que provocó el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya el pasado junio, la UE acogió "con satisfacción" la firma por parte de Lobo del Acuerdo de Reconciliación Nacional.

"Este gesto constituye un primer paso importante en la buena dirección" que debe ir acompañado de "medidas concretas", incluida una solución "adecuada y honorable" para la situación de Zelaya, estimó Ashton. "La UE mantiene su compromiso de prestar su apoyo al restablecimiento de un orden constitucional y democrático y al proceso de reconciliación nacional en Honduras", concluyó.

Bruselas interrumpió su ayuda al gobierno hondureño y suspendió las negociaciones para un Acuerdo de Asociación con América Central, en las que participaba Tegucigalpa. La semana pasada, la comisaria europea de Comercio, Benita Ferrero-Waldner, afirmó que las conversaciones se reanudarán en breve, probablemente en febrero.

La presidencia española de la UE se ha propuesto durante su mandato hasta el 30 de junio la firma del Acuerdo de Asociación, que incluirá además de a Honduras, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y probablemente Panamá.