•  |
  •  |
  • END

LIMA/AFP
Las fuertes lluvias que azotan el sur del Perú han dejado hasta el momento 20 muertos y 37,933 damnificados, informó Defensa Civil, sin causar daños a la ciudadela inca de Machu Picchu, gracias a su posición elevada y su sistema de drenajes centenario.

Las lluvias que cayeron en enero afectaron a ocho regiones del sur del Perú, dejando el saldo de 20 fallecidos, cinco desaparecidos, 37,933 personas damnificadas, además de 67,155 afectados, según el balance del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), divulgado este sábado.

La región de Ayacucho (sudeste) con 10 fallecidos fue la que registró el mayor número de muertos, seguido por el Cusco con cuatro -una turista argentina entre ellos-, Puno y Huancavelica, tres cada uno.

Pese a tratarse de las peores lluvias en quince años, según los expertos, no dañaron Machu Picchu, la mítica ciudadela construida por los incas en el siglo XV y uno de los mayores atractivos turísticos del mundo.

“La gran noticia es que Machu Picchu, como todos los sitios que hicieron nuestros antepasados, está incólume”, dijo a la prensa este sábado Carlos Millas, Presidente de la Cámara de Comercio del Cusco.

“Han resistido perfectamente a los embates de la naturaleza, primero, porque están construidos en altura; y segundo, porque tienen todos los drenajes hechos en aquella época, los que no han sufrido en absoluto”, explicó.

Unesco ya informó el jueves que la ciudadela de Machu Picchu no se había visto afectada, aunque los accesos al lugar sí resultaron dañados -la vía férrea podría tardar dos meses en ser reparada- y 3,500 turistas quedaron atrapados en el complejo arqueológico.

La evacuación

Durante cuatro días, 40 pilotos de las fuerzas armadas, policiales y privados en 12 helicópteros -seis de ellos de EU- lograron evacuar a los turistas y trasladarlos a la localidad de Ollantaytambo, luego a Cusco en autobús.

“Todos los turistas fueron evacuados. No hay un solo turista en Machu Picchu ni en la localidad de Aguas Calientes”, dijo el viernes en la noche el ministro de Comercio Exterior y Turismo, Martín Pérez.

En tanto, Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) advirtió que lluvias y tormentas aisladas continuarán hasta el 2 de febrero, sobre todo, en la sierra y selva central y sur.

El pronóstico, que rige desde este sábado, comprende a las regiones de Madre de Dios (selva sur), las regiones sur andinas de Puno, Cusco, Apurimac, Ayacucho, Huancavelica; las del centro como Junín, Pasco, Huánuco, entre otros