•   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Una tormenta con fuertes vientos e intensas nevadas azotaba hoy la capital de Estados Unidos y sus áreas circundantes, causando al menos dos muertos y prácticamente paralizando la región.

El Servicio Meteorológico Nacional (NWS) lanzó un alerta por tormenta de nieve de 24 horas para el área metropolitana de Washington-Baltimore, hasta las 22H00 de hoy (03H00 GMT del domingo). Con vientos de casi 90 km por hora, muchos lugares acumulaban más de 60 cm de nieve cerca de este mediodía, mientras los árboles caídos generaban cortes de luz y bloqueos de caminos.

Los meteorólogos advirtieron a los residentes de no salir en todo el día, pues se espera una nevada récord que podría alcanzar un metro en algunas zonas. "Las rutas están muy difíciles (...) Y vemos un pico de cortes de luz. Le decimos a los residentes locales que se queden en sus hogares, disfruten a sus familias y dejen que las patrullas de caminos hagan su trabajo", manifestó Ed McDonough de la Agencia de Gestión de Emergencias de Maryland.

Larga espera para tener electricidad
Los equipos de socorro intentaban reparar los apagones, que tan solo en Maryland dejaron a 150.000 personas a oscuras y sin calefacción. Algunos deberán esperar varios días antes de volver a tener electricidad. La tormenta, apodada 'Snowpocalypse' y 'Snowmageddon' en referencia a un "apocalipsis de nieve", se extendía desde los estados de Indiana a Pensilvania y en partes de Nueva York y Carolina del Norte, y creaba peligrosas condiciones de viaje, así como la cancelación de vuelos en los aeropuertos de la zona de Washington y declaraciones de emergencia.

El mal tiempo causó al menos dos muertes: un padre y su hijo fueron atropellados por un camión en una carretera en Virginia, cuando se detuvieron a ayudar a un automovilista en problemas, informaron medios locales.

Según los meteorólogos, la región de Washington será la más afectada, con condiciones de viaje "potencialmente mortales". El NWS pronostica hasta 76 centímetros de nieve en la región capitalina, lo que superaría el récord de 71 cm en la zona, registrado en enero de 1992 en la tormenta "Gran Knickerbocker". Esa tormenta recibió su nombre por la destrucción del teatro Knickerbocker en Washington, en el que murieron casi 100 personas.

La advertencia de tormenta de nieve supone "severas condiciones climáticas de invierno", que incluyen abundante caída de nieve y fuertes vientos, indicó el NWS. Todos los vuelos para hoy fueron cancelados en el Aeropuerto Nacional Reagan, y la mayoría de los aviones estaban en tierra en las terminales internacionales de Dulles y de Baltimore-Washington, aunque los tres seguían formalmente abiertos.

Anoche, la capital estadounidense se quedó sin servicio de autobús después de que las autoridades metropolitanas de transporte consideraran "intransitables" las rutas. El metro, en tanto, cerró más de 40 estaciones, y el servicio de trenes interurbanos sufrió varias cancelaciones.