elnuevodiario.com.ni
  •   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Estados Unidos anunció hoy el refuerzo de sus sanciones contra Irán, un día después de que Teherán potenciase el enriquecimiento de uranio, apuntando particularmente a empresas con nexos con los Guardianes de la Revolución, el ejército ideológico del gobierno iraní.

El departamento del Tesoro manifestó en un comunicado haber "tomado medidas suplementarias para aplicar las sanciones estadounidenses contra los Guardianes de la Revolución iraní", señalando a una "persona y cuatro empresas ligadas" a éstos, cuyos haberes serán congelados.

La medida, amplía el campo de aplicación de un decreto de 2007, se conoció al día siguiente de que el presidente Barack Obama afirmara que la comunidad internacional realizaba progresos "bastante rápidos" hacia la imposición de nuevas sanciones contra Irán por su programa nuclear.

El Tesoro precisó hoy que congelará "los activos de quienes hacen proliferar las armas de destrucción masiva y los de sus apoyos" refiriéndose al general de los Guardianes de la Revolución, Rostam Qasemi. El gobierno estadounidense lo señala como dirigente de Jatam al Anbiya, una empresa relacionada con los Guardianes, que le permite a esa fuerza "generar ingresos y financiar sus operaciones".

"Mientras los Guardianes de la Revolución refuerzan su control sobre importantes sectores de la economía iraní, alejando a hombres de negocios iraníes para reemplazarlos por un grupo seleccionado con esmero, se esconden detrás de entidades como Jatam al Anbiya y sus sucursales para mantener un vínculo vital con el mundo exterior", explicó Stuart Levey, subsecretario del Tesoro, encargado del terrorismo y de la inteligencia financiera.

EU: Guardianes juegan un rol fundamental en programa nuclear
Según la edición de hoy del New York Times, la administración Obama quiere golpear a los Guardianes de la Revolución porque juegan, según ella, un papel crucial en el programa nuclear de Teherán, así como en el apoyo a grupos islamistas extranjeros y en la represión de las manifestaciones antigubernamentales.

Por otro lado, el primer ministro canadiense Stephen Harper anunció hoy que Canadá usará su presidencia en el G8 para presionar por más sanciones contra Irán buscando que detenga su programa nuclear. "Canadá usará su presidencia del G8 para seguir enfocando la atención internacional y la acción sobre el régimen iraní" y "trabajar con sus aliados para hallar soluciones fuertes y viables, incluyendo sanciones" para controlar a Irán, dijo Harper.

En un principio, los Guardianes fueron creados para luchar contra los elementos leales al Sha de Irán, tras su derrocamiento por la revolución islámica del 1979. Hoy serían más de 100.000, según las últimas estimaciones.