elnuevodiario.com.ni
  •   SAN SALVADOR  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Fiscalía salvadoreña investiga a medio centenar de personas sospechosas de efectuar extorsiones en El Salvador desde Guatemala, Honduras y Nicaragua.

"Estas personas se han dedicado a hacer llamadas telefónicas desde Guatemala, y también hay llamadas desde Honduras y Nicaragua, a empresarios salvadoreños a quienes amenazaban de muerte y les exigían grandes sumas de dinero, que debían de depositar en agencias de transferencia" de fondos, dijo el fiscal jefe de la Unidad Antiextorsiones, Alan Hernández.

A raíz de esa situación, que va en aumento desde hace dos años, la Fiscalía General solicitó a varias empresas de transferencia de dinero en El Salvador que bloquee envíos a ciertos destinatarios.

Por las extorsiones a empresarios salvadoreños desde el exterior son indagados 45 sospechosos en Guatemala, tres en Nicaragua y dos en Honduras, en coordinación con las autoridades de esos países, según Hernández. "Cada día ellos se inventan nuevas estrategias y cada día nosotros tenemos una respuesta para resolver los casos", declaró.

Además, en esos tres países han sido identificados muchos números telefónicos desde donde se hacían las llamadas para exigir el pago de extorsión a empresarios salvadoreños, agregó. El fiscal explicó que también se ha pedido a las autoridades de esos países el bloqueo de esos teléfonos.

La Fiscalía salvadoreña ha comenzado los trámites de extradición de ocho guatemaltecos por cargos de extorsión. De momento la solicitud está en manos de la Corte Suprema salvadoreña. "A la gente la amedrentan diciéndoles que conocen sus residencias, donde trabajan, quienes son su familia, todo eso hace que paguen, y por eso es importante la denuncia para ir tras los extorsionistas", señaló por su parte el director de la Policía, Pablo Ascencio.

En 2008 la Fiscalía General recibió 2.361 denuncias de extorsión, cifra que en 2009 aumentó a 4.053, aunque Ascencio piensa que hay más casos, pues "muchos no se atreven a denunciar por temor a represalias". Según la Fiscalía, en el país un 80% de los casos de extorsión se originan en las cárceles.

En 2009 las autoridades detuvieron a 802 personas por el delito de extorsión, en su mayoría pandilleros.