•   TEGUCIGALPA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, firmó hoy con sus ministros un "pacto de ética" para los funcionarios, que regulará el comportamiento de los miembros del gobierno instalado el 27 de enero.

"Hemos cumplido con nuestro compromiso de firmar este Código de Etica del Funcionario Público", declaró Lobo, quien luego de la firma entregó el documento al director ejecutivo del no gubernamental Consejo Nacional Anticorrupción, CNA, el pastor evangélico Oswaldo Canales.

Lobo y sus tres vicepresidentes fueron los primeros en firmar el compromiso y después lo hicieron cada uno de los ministros. El presidente había prometido durante la campaña la firma del Pacto de Ética para garantizar la transparencia en el manejo de los fondos públicos.

"Me comprometo, ante el pueblo hondureño, actuar de manera ética en el ejercicio de la función pública, administrando de forma transparente, honesta y responsable, los recursos asignados a la institución del Estado que tengo el honor de dirigir, con el propósito de contribuir a una administración sana y eficiente", anota el Pacto. Se espera que el Pacto "nos ayude a mantener una Honduras libre de corrupción y una gestión muy transparente (...) tenemos un compromiso de la prevención, de luchar contra un flagelo que golpea a la mayor parte" de la población hondureña, subrayó Canales.

Funcionarios comprometidos a ejecutar "buenas prácticas"
El representante del CNA participó en la sesión del Consejo de Ministros convocada por Lobo para firmar el documento, mediante el cual los funcionarios se comprometen a ejecutar "buenas prácticas" en la gestión que se instaló el 27 de enero, luego de la crisis política que se desató por el golpe de Estado del 28 de junio contra el presidente Manuel Zelaya.

El secretario privado de la Presidencia, Reynaldo Sánchez, indicó que "el pacto ético lleva consigo el compromiso con el pueblo hondureño en temas fundamentales como lo es la transparencia, el respeto a este decreto que se aprobó en la pasada legislatura del código de los funcionarios públicos, e igualmente resaltar el compromiso que tenemos todos los funcionarios públicos del Gobierno de la Reconciliación, con el pueblo hondureño".

"Estaremos pendientes del seguimiento, de todo lo que ha sucedido, de todos los casos que han aparecido últimamente, porque el pueblo quiere cosas concretas, que aquellos que infrinjan la ley tienen que acudir ante la justicia, no importa qué apellido sea, no importa qué nombre tenga, la sociedad quiere justicia y la justicia engrandece la nación", prometió Canales.

Previo a la firma del acuerdo, los ministros también pasaron revista a la situación de la crisis financiera que heredó la administración Lobo, derivada de la crisis mundial y la crisis política que afectó a Honduras, luego de que la comunidad internacional cerrara la llave de los recursos como castigo al gobierno de facto de Roberto Micheletti.

El vicepresidente, Samuel Reyes, anunció que en Consejo de Ministros aprobará la próxima semana un decreto para "nombrar 2010 como el año de la transparencia en nuestro país".