elnuevodiario.com.ni
  •   SAN JOSE  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El secretario de Estado español para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia culminó hoy una gira por América Central, durante la cual entregó el apoyo de la Unión Europea, UE, que Madrid preside, al nuevo gobierno de Honduras y a Panamá, que quiere sumarse a un Acuerdo de Asociación entre el istmo y el bloque europeo.

De Laiglesia puso fin a su periplo en Costa Rica, expresando su confianza en que el acuerdo entre ambos bloques podrá ser firmado por los gobernantes en la Cumbre UE-América Latina de mayo en Madrid. El funcionario culminó su gira en San José con una reunión con el presidente Oscar Arias, después de haber sido el primer funcionario de la UE que tras el golpe de Estado de junio de 2009 visitó Honduras, donde se reunió con el nuevo presidente Porfirio Lobo, que asumió hace dos semanas el poder, lo que puso fin al régimen de facto.

La visita del enviado español y su apoyo a los esfuerzos de reconciliación nacional de Lobo y a la incorporación de Panamá a las negociaciones entre los dos bloques, llenaron de optimismo a los centroamericanos, que buscan cerrar la herida abierta por el golpe hondureño y retomar las negociaciones con la UE, suspendidas tras el derrocamiento del entonces presidente Manuel Zelaya.

De Laiglesia manifestó que confiaba en que "durante este semestre de presidencia española de la Unión Europea podamos finalmente concluir el Acuerdo de Asociación entre Europa y América Central", cuyas negociaciones, a las que Panamá ha pedido ingresar, se reanudarán a fines de mes en Bruselas. "Me voy con ese optimismo realista y confortado porque sé que, y así me ha dicho el presidente, que Costa Rica va a ejercer su capacidad de liderazgo, su capacidad de moderación, y su influencia para poder alcanzar esa meta que nos hemos propuesto, que es que lleguemos a la cumbre de mayo con el acuerdo cerrado", precisó.

Arias declaró que para Centroamérica "la preocupación fundamental es que cumplamos con el cronograma de la negociación, que tiene que continuar y acelerarse" para que el acuerdo sea firmado en la Cumbre de Madrid.

Los países del istmo y de la UE ven con buenos ojos que Panamá se sume a las negociaciones, pues abre mayores opciones de negocios y favorece el proceso de integración regional, que fue complicado no sólo por la crisis hondureña, sino también por la decisión panameña de retirarse del Parlamento Centroamericano. "Lo que he visto es que todos los países de Centroamérica ven en la incorporación de Panamá un valor añadido, como lo ve también la Unión Europea", expresó el enviado español, que regresaría a España luego de la cita con Arias.

Panamá estaba excluida del Acuerdo con la UE por no ser miembro de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana, SIECA, pero el presidente Ricardo Martinelli anunció recientemente que deseaba sumarse a las negociaciones. Los demás países centroamericanos apoyaron su petición, aunque el presidente nicaragüense Daniel Ortega declaró el miércoles, al reunirse en Managua con De Laiglesia, que para sumarse Panamá debe "cumplir con los requisitos que manda el proceso de integración centroamericana", lo que implicaría que se integre a la SIECA.

De Laiglesia visitó durante la última semana Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Panamá antes de llegar a Costa Rica.