•   HUNTSVILLE  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Una profesora mató a balazos a tres personas e hirió ayer a otras tres al enterarse que le habían negado la titularidad en la Universidad del estado de Alabama, sur de Estados Unidos, informaron funcionarios de la institución y medios locales. Amy Bishop Anderson, de 45 años y madre de cuatro hijos, fue acusada de asesinato y podría serlo de otros cargos, incluyendo el de ataque agravado, señaló en una conferencia de prensa el fiscal de distrito, Rob Broussard, en la localidad de Huntsville, al sur del estado de Alabama.

Bishop fue detenida frente al edificio donde ayer ocurrieron los disparos, informó la cadena CNN. La Policía afirmó que usó un arma 9 mm que luego fue encontrada en el baño de la mujer.

Una aturdida Bishop, vestida con jeans y un suéter rosado, fue vista por la Policía alejándose en auto de la Universidad de Alabama tras el incidente, mientras sacudía la cabeza en señal de incredulidad. "Esto no ha ocurrido. De ninguna manera. Aún están vivos", murmuró a la cadena de televisión local WHNT-TV mientras se subía al auto.

El incidente ocurre después de que unos meses atrás fuera rechazada una aplicación de Bishop a un puesto permanente en la universidad, el cual le hubiera dado estabilidad a su puesto en la Facultad de Biología.

Los tres muertos a raíz de los disparos, miembros de la Facultad de Biología, fueron identificados como Gopi Polia, directora del departamento de Biología; María Ragland Davis, profesora de Biotecnología, y Ariel Johnson, profesor de Fisiología. Dos de los heridos están en estado crítico y un tercero se encontraba estable.

Un mensaje electrónico fue enviado ayer a todos los estudiantes. En él podía leerse: "Ha habido disparos en el campus. La autora fue detenida. Todos deben irse a casa. Las clases se han cancelado".