•   WASHINGTON / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, partió este sábado hacia el Golfo para una visita a Qatar y Arabia Saudita, donde intentará obtener el apoyo de los dirigentes árabes y musulmanes a un fortalecimiento de las sanciones contra Irán.

El viaje de Clinton también busca hacer avanzar las negociaciones de paz entre árabes e israelíes, y se inscribe en el marco de la política del “nuevo comienzo” en la relación entre Estados Unidos y el mundo musulmán deseada por el presidente Barack Obama en su discurso de El Cairo el 4 de junio.

Clinton postergó un día su partida, inicialmente prevista para el viernes, a causa de que su marido, el ex presidente Bill Clinton, fue sometido a una operación cardiaca el jueves en Nueva York.

La secretaria de Estado participará el domingo en Doha en el Foro Mundial Islam-EU antes de desplazarse a Arabia Saudita, y el martes regresará a Estados Unidos, dijo un alto funcionario del departamento de Estado.

Durante su viaje propondrá a los saudíes que aumenten las entregas de petróleo a China para ganar así el apoyo del gobierno chino a una intensificación de las sanciones contra Irán. Este último es uno de los principales suministradores de productos petroleros de China. “No podemos excluir que eso forme parte de las conversaciones”, declaró un alto funcionario diplomático estadounidense a la AFP.