elnuevodiario.com.ni
  •   MANAGUA  |
  •  |
  •  |

El canciller ruso, Serguei Lavrov, inició hoy una visita oficial a Nicaragua para profundizar las relaciones de "sociedad estratégica" con el gobierno de Daniel Ortega, con quien se reunirá a última hora de la tarde antes de partir hacia Guatemala.

"Hoy los recibimos con alegría y gozo y con esperanza renovada", manifestó el canciller nicaragüense, Samuel Santos, tras una reunión de trabajo con Lavrov esta mañana, durante la cual instalaron la comisión mixta Nicaragua-Rusia. Santos también reseñó la solidaridad de Rusia de larga data con los nicaragüenses: ofrecía apoyo para salir de la pobreza, el atraso en desarrollo y para "defendernos de nuestros adversarios", declaró.

Los trabajos de esta comisión intergubernamental cuya fecha de inicio no fue mencionada, permitirá concretar la firma de proyectos de cooperación en el campo de las comunicaciones, transporte, infraestructura y apoyo en el combate al narcotráfico, según fuentes diplomáticas. "El motivo principal de esta visita es profundizar aún más estas relaciones (bilaterales)", declaró Lavrov a su llegada a la capital nicaragüense según su traductor.

También afirmó que Moscú está dispuesto a estudiar la viabilidad de proyectos económicos que puedan resultarle interesantes como para participar en ellos. "Vamos a escuchar con mucha atención" la idea de la construcción de un canal interoceánico, apuntó.

Firma de convenio con la UCA
El jefe de la diplomacia rusa asistirá junto con Santos a la firma de un convenio educativo con la Universidad Centroamericana (UCA) y colocará una ofrenda floral en el monumento de Augusto C. Sandino, ubicado frente al Estadio Nacional de béisbol, en el sector oeste de Managua.

La visita concluirá al final de la tarde con un encuentro con el presidente Daniel Ortega en la secretaría del partido Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN-izquierda), donde también despacha asuntos de Estado.

Las relaciones entre Nicaragua y Rusia fueron establecidas en 1979 con el triunfo de la revolución sandinista, que recibió el apoyo económico y político de Moscú, en el contexto de la guerra fría. Estas relaciones estuvieron congeladas entre 1990 y 2006, durante los gobiernos neoliberales y se reanudaron en 2007, con la vuelta al poder de Ortega.

El acercamiento entre Moscú y Managua se intensificó a partir de octubre del 2008, cuando Ortega reconoció la independencia de las regiones separatistas de Osetia y Abjasia, entonces, solo reconocida por Rusia. El mandatario nicaragüense visitó Rusia en diciembre del 2008 y el vice presidente ruso, Igor Sachin, ha llegado en dos ocasiones a Managua.

Lavrov, que llegó anoche a Managua procedente de Cuba, partirá hacia Guatemala y luego visitará México.