•   RIAD  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, advirtió hoy que Irán se está convirtiendo en una "dictadura militar", antes de viajar a Riad donde buscará el apoyo de Arabia Saudita a nuevas sanciones contra Teherán por su programa nuclear.

En Arabia Saudita, Clinton se reunión con su homólogo saudí, el príncipe Saud Al Faisal, y fue recibida luego por el rey Abdalá en una tienda instalada en un campamento en pleno desierto, llamado Rawdat Jurayim y situado 60 km al nordeste de Riad. En gira por el Golfo en busca de respaldo a dichas sanciones, Clinton sostuvo que los países vecinos de Irán tienen motivos para preocuparse por las ambiciones nucleares de la República Islámica.

En un encuentro con estudiantes mantenido esta mañana en Doha, la secretaria de Estado aseguró que Estados Unidos no se plantea el recurso a la fuerza contra Irán, sino que trata de reforzar las presiones internacionales sobre el gobierno iraní a través del Consejo de Seguridad de la ONU. Tales presiones "apuntarán en particular a las empresas controladas por los Guardianes de la Revolución, que creemos están suplantando al gobierno en Irán", manifestó, estimando que ese país "se dirige hacia una dictadura militar".

En declaraciones hechas a los periodistas en el avión que la llevaba a Riad, Clinton sostuvo que los Guardianes de la Revolución ejercen "un monopolio creciente en partes importantes de la economía" iraní y que tienen "a cargo el programa nuclear".

Estados Unidos, que discute con sus aliados la aplicación de nuevas medidas contra Irán, anunció unilateralmente el miércoles el refuerzo de sus sanciones contra los Guardianes de la Revolución. Clinton añadió que "el objetivo de las sanciones es (...) provocar un cambio de actitud" del gobierno iraní.

La secretaria de Estado aludió a la preocupación de dirigentes de Oriente Medio por el programa nuclear iraní. "Muchos dirigentes me dicen que les preocupan las intenciones de Irán", ya que "no quieren vivir en una región en la que se sienten amenazados", mencionó, aseverando que dichos dirigentes "saben que Irán financia directamente las actividades terroristas en la región".

Respecto al diferendo sobre el programa nuclear, el jefe de la agencia nuclear iraní, Ali Akbar Salehi, citado por la agencia de informaciones Ilna, afirmó el lunes que Estados Unidos, Francia y Rusia formularon una nueva propuesta para el abastecimiento de uranio a Irán, que sería estudiada por este país, una información inmediatamente desmentida por Francia.

Por otra parte, ante una opinión pública árabe frustrada por el bloqueo de las negociaciones de paz entre Israel y los palestinos, Clinton afirmó que negociaciones "serias" son posibles este año. "Tengo esperanzas de que este año sea marcado por el inicio de negociaciones serias", consideró en su encuentro con estudiantes en Doha.

David Hale, adjunto del emisario norteamericano para Oriente Medio George Mitchell, viajará en los próximos días a Ramalá para reunirse con el presidente palestino Mahmud Abas, indicaron colaboradores de Clinton, quien se reunió anoche en Doha con el negociador palestino Saeb Erakat.

"El proceso de paz es, por supuesto, la principal cuestión" que se tratará en las conversaciones con Clinton, declaró el portavoz del ministerio saudí de Relaciones Exteriores, Osama Nugali. "Nuestra posición sigue siendo la misma: necesitamos que se reactive el proceso de paz", recalcó.