•   RÍO DE JANEIRO /AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

Los tradicionales desfiles del Carnaval de Río de Janeiro en el Sambódromo cerraron este martes con unas 140 toneladas de basura (sumadas a la de fiestas callejeras), calor casi récord, unas 500 atenciones médicas y 281 detenidos por orinar en las calles.

El Sambódromo carioca cerró al inicio de la mañana de ayer martes los dos días de tradicionales desfiles con el paso de las últimas seis de 12 escuelas de la élite del samba y según la Compañía de Limpieza Urbana (Comlurb) de la municipalidad de Rio sus empleados recogieron 90,37 toneladas de basura en el segundo día.

Esa cifra superó la registrada en el desfile de la primera noche, cuando se recogieron en el Sambódromo unas 62 toneladas.

Pero el carnaval callejero, que volvió recientemente con furor tras quedar en el olvido por muchos años, no quedó atrás con las multitudes atraídas por los desfiles de ‘blocos de rúa’ (agrupaciones populares) cariocas. Así fueron recogidas el martes en diferentes puntos de Rio 51,97 toneladas de basura.

También, la última noche en el Sambódromo dejó hasta casi el fin de la madrugada 496 atenciones de emergencia médica.

Por su parte, la Secretaría Especial de Orden Público de la alcaldía, informó que el número de detenidos por orinar en la vía pública subió a 281, contando desde el viernes pasado hasta el inicio de la tarde del martes en el marco de festividades carnavaleras callejeras.

Mejorar imagen

La alcaldía intenta erradicar esta práctica común carioca y mejorar la imagen de Rio como sede de los Juegos Olímpicos de 2016, por lo cual los infractores son detenidos por “acto obsceno”, llevados a comisarías y pueden ser enjuciadas recibiendo penas alternativas a la prisión.

Además, la ola de intenso calor sigue azotando a la ciudad al igual que el resto de Brasil y este martes Rio registró según el Instituto Nacional de Meteorología (Inmet), el días más caliente del año con la máxima de 41,8ºC en el centro.

Sin embargo, especialistas indicaron que la sensación térmica superó los 50ºC y por ello este martes decenas de miles de cariocas y turistas llenaron las playas de la ciudad aprovechando los feriados. La máxima histórica de la ciudad fue 43,1ºC.