•   WASHINGTON /AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

Estados Unidos envió a La Habana una delegación encabezada por Craig Kelly, el más alto funcionario que viaja a la isla bajo el gobierno de Barack Obama, para sostener negociaciones migratorias con Cuba mañana viernes, informó el Departamento de Estado.

Kelly, asistente del secretario de Estado Adjunto para América Latina, dirige una misión que incluye “a representantes de todas las agencias que están involucradas en el manejo de los temas migratorios”, indicó un comunicado.

Esta segunda ronda de negociaciones, luego de la primera que se realizó en julio del año pasado en Nueva York en la sede de la ONU, se enfocará en “cómo promover de la mejor manera la migración ordenada, legal y segura entre Cuba y Estados Unidos”, señaló el Departamento.

Kelly dirigió por parte de Estados Unidos esa primera reunión en la sede de las Naciones Unidas.

Interrumpido en 2003

El diálogo migratorio permaneció interrumpido desde 2003, hasta que fue retomado bajo el gobierno de Obama, que tras su llegada al poder hizo algunos gestos para descongelar las relaciones con La Habana, rotas desde 1963.

Obama liberó el envío de remesas y viajes de cubanoestadounidenses a la isla, y su gobierno inició un diálogo con vistas a normalizar el intercambio postal entre ambos países.

La Habana y Washington alcanzaron en 1994 un primer acuerdo migratorio, mediante el cual Estados Unidos otorgaría 20,000 visas a cubanos cada año y Cuba recibiría sin tomar represalias a quienes intenten emigrar ilegalmente de la isla y sean interceptados en el mar por guardacostas de Estados Unidos.

Pero ambos gobiernos se acusan mutuamente de incumplimientos de esos acuerdos.

Más de 1.5 millones de cubanos viven fuera de la isla, la gran mayoría en ciudades de Estados Unidos, sobre todo en Miami, Nueva Jersey y Nueva York.