•   NIAMEY  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La junta que tomó el poder en Níger por medio de un golpe de Estado convocará elecciones, afirmó uno de sus dirigentes desde Bamako, mientras miles de personas manifestaron su apoyo a los militares golpistas en Niamey. "Nuestra intención es sanear la situación política, reconciliar a los nigerinos. Esperamos organizar las elecciones, pero antes hay que sanear la situación", declaró en Bamako uno de los jefes de la junta, el coronel Djibrilla Hamidou Hima.

El coronel anunció que todos los miembros del gobierno detenidos durante el golpe de Estado han quedado "libres".

El jueves, el "Consejo Supremo para la Restauración de la Democracia" (CSRD, junta) derrocó al presidente Mamadu Tandja luego de combates alrededor del palacio presidencial que causaron tres muertos. Asimismo, disolvió el gobierno y suspendió la Constitución adoptada en agosto de 2009 en un clima de mucha controversia.

El coronel Hima afirmó contar con la comprensión de varios jefes de Estado oesteafricanos reunidos en Bamako en la cumbre de la Unión Económica y Monetaria de África Occidental (UEMOA), a los que explicó la posición de los golpistas. Les "expliqué nuestro problema" y "nos comprendieron", aseguró. La UEMOA "condenó" el golpe de Estado en un comunicado después de la cumbre. Algunos ministros explicaron a los periodistas que se "trata de una condena de principios".

ONU evaluará evolución de la situación
Por otro lado una misión conjunta de la ONU, la Unión Africana (UA) y la Comunidad Económica de los Estados de Africa del Oeste (CEDEAO) irá mañana a Niamey para "ver la evolución de la situación" tras el golpe de Estado militar del jueves, indicó hoy Said Djinnit, representante del secretario general de la ONU en Africa del Oeste, con sede en Dakar.

En Niamey, unas 10.000 personas se reunieron hoy para expresar su apoyo a la junta, respondiendo a un llamado de la Coordinación de las Fuerzas Democráticas para la República (CFDR). Esta coalición, que reúne partidos políticos, organizaciones de defensa de los derechos humanos y sindicatos, se había opuesto desde hace meses a las iniciativas de Tandja para aferrarse al poder a toda costa.

"Es una manifestación de apoyo al golpe de Estado, es el derrocamiento de la dictadura de Tandja lo que celebramos", declaró Sumana Sanda, ex diputado presente entre la muchedumbre.

Al dirigirse a los manifestantes, el capitán Haruna Djibrilla Adamu, rodeado de otros militares golpistas, aseguró que el CSRD había actuado "en nombre del interés superior de la nación nigerina, y no por su propia cuenta".

La Asociación Nigerina para la Defensa de los Derechos Humanos (ANDDH), la ONG más importante de este tipo en el país, llamó también a celebrar elecciones democráticas, pero sin los golpistas.