•   KABUL  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La decisión del presidente Hamid Karzai de tomar el control del principal organismo de vigilancia electoral de Afganistán provocó la consternación de diplomáticos y analistas, que veían reducirse las posibilidades de celebrar comicios libres.

El presidente Hamid Karzai cambió la ley para hacerse con el control de la Comisión de Reclamaciones Electorales, ECC, un organismo que desestimó más de medio millón de los votos que se le atribuían en los comicios del año pasado denunciados como fraudulentos. La enmienda permite a Karzai nombrar a los cinco miembros de la ECC. Con la legislación anterior, tres miembros fueron designados por la Misión de Asistencia de la ONU en Afganistán.

El ex responsable de la ONU en Afganistán Peter Galbraith, estimó que Occidente debería condicionar su ayuda financiera hasta a que la ECC recuperara su anterior composición. La comunidad internacional "debería insistir en que la comisión electoral sea realmente independiente, no una nombrada por él", señaló Galbraith, quien dimitió tras los comicios fraudulentos del año pasado, a la BBC. Si la ECC ya no tiene a tres de sus cinco miembros nombrados por Naciones Unidas, "no se les debería pedir a los contribuyentes de Estados Unidos y de otros países que paguen por unas falsas elecciones", añadió.

Elecciones anteriores sumieron al país en crisis
Las segundas elecciones presidenciales en la historia de Afganistán, celebradas el pasado mes de agosto, fueron denunciadas como una farsa y sumieron al país en una crisis política durante meses, hasta que Karzai fue declarado presidente por la Comisión Electoral Independiente, IEC, y volvió a ocupar su puesto a partir de noviembre.

Los comicios le costaron unos 300 millones de dólares a Naciones Unidas y la ECC anuló cerca de un tercio de los votos a favor de Karzai -medio millón de papeletas- por fraudulentas. La decisión forzó la celebración de una segunda vuelta, que se canceló cuando el otro candidato, Abdulá Abdulá, se retiró y acusó a la IEC, también nombrada por Karzai, de parcial.

Abdulá llamó hoy a la comunidad internacional a "presionar (al presidente Karzai) para que ponga en marcha un proceso transparente". "Espero un cambio concreto en la forma en la que se nombra a la comisión electoral (IEC) y en el sistema electoral", declaró en París.

"ECC ya no será independiente"
El decreto aprobado la semana pasada también ha provocado las críticas en el país. El analista político Ahmad Sayedi expresó que "cuestiona por completo la naturaleza democrática e independiente de ambos organismos". "La ECC ya no será independiente", añadió.

El portavoz de Karzai, Siamak Herawi, justificó la iniciativa al señalar que se trata de asegurar que la ECC sea un organismo realmente afgano. "Con extranjeros en la comisión no se trataba de un organismo nacional ni afgano. Entonces para afganizar el proceso, el presidente cambió algunos artículos de la ley", manifestó ayer Herawi. "Algunos artículos de la ley fueron enmendados y el presidente los firmó y aprobó", precisó Herawi. Preguntado sobre quien nombraría al nuevo panel según la nueva ley, respondió que "el presidente".

El gobierno afgano ha aplazado hasta septiembre las elecciones legislativas originalmente previstas en mayo, entre llamamientos a reformas electorales y preocupación por la rampante corrupción. Gran Bretaña, con 9.500 tropas en Afganistán, pidió a Kabul asegurarse de que los organismos electorales sean independientes. "Seguiremos trabajando con Naciones Unidas y con el gobierno afgano para tomar todos los pasos necesarios para ayudar a lograr unas instituciones electorales afganas independientes", expresó un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores.