•   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Estados Unidos, la ONU, España y varios países suramericanos expresaron su pésame a Chile y ofrecieron ayuda tras el fuerte terremoto que azotó esta madrugada el centro-sur del país dejando más de 140 muertos.

Estados Unidos "está listo" para ayudar tras el "devastador" terremoto de magnitud que sacudió Chile, manifestó hoy el presidente estadounidense, Barack Obama, quien llamó a su homóloga chilena, Michelle Bachelet, para expresarle sus condolencias.

"Estados Unidos está listo para aportar su ayuda a las operaciones de rescate y reconstrucción y tenemos recursos que pueden ser desplegados si el gobierno chileno solicita nuestra ayuda", expresó Obama durante una breve aparición en el exterior de la Casa Blanca.

"Las primeras informaciones indican que cientos de personas perdieron la vida en Chile y que los daños son severos", prosiguió el mandatario, que presentó, en su nombre y el de su esposa Michelle, sus "más profundas condolencias al pueblo chileno". Luego Obama llamó a Michelet y le reiteró personalmente ese pésame y el ofrecimiento de ayuda, explicó la Casa Blanca en un comunicado posterior.

Preparados ante posible tsunami
"Las autoridades estadounidenses se preparan para un tsunami que podría alcanzar las costas estadounidenses más tarde durante la jornada", añadió Obama, que citó específicamente Hawai, donde nació, así como la isla de Guam y el archipiélago de Samoa, y pidió a la población que siga las instrucciones de las autoridades locales. "Una vez más esto nos recuerda que la devastación puede llegar en cualquier momento. No podemos controlar la Naturaleza, pero podemos y debemos estar listos para el desastre cuando llegue", añadió Obama.

El presidente estadounidense elogió en su conversación con Bachelet el nivel de preparación de las autoridades y los servicios de socorro chilenos, aseguró la Casa Blanca.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, presentó "sus condolencias a los que han perdido a miembros de su familia y a amigos", según un comunicado de su portavoz.

Asimismo, Ban trataba de comunicarse con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL, cuya sede se encuentra en Santiago, para informarse de eventuales daños materiales y verificar si los miembros del personal de la ONU se encontraban bien. El organismo fue recientemente severamente afectado por el sismo del 12 de enero en Haití en el que varios de sus funcionarios murieron en la tragedia.

UE dispone cuatro millones de dólares a Chile
El presidente de la Comisión europea, José Manuel Durao Barroso, anunció que la Unión Europea movilizará una ayuda de tres millones de euros, equivalentes a cuatro millones de dólares, y expresó estar "profundamente consternado por el alcance de la devastación causada por el terremoto en Chile".

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, manifestó que su país está a "su disposición para ayudar en todo lo que necesite Chile a partir de ahora". El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el primer ministro británico, Gordon Brown, hicieron ofertas similares.

En Latinoamérica se multiplicaron también las condolencias y las muestras de solidaridad. "Extendemos nuestra solidaridad en este momento de dolor y estamos al servicio del gobierno y pueblo chileno para lo que ese país necesite de nosotros", mencionó el presidente peruano Alan García.

García decretó una jornada de duelo nacional el lunes y las banderas ondearán a media asta en los edificios públicos, instalaciones militares, bases, buques, locales policiales y demás dependencias del Estado en todo el territorio nacional.

Lula manifiesta su "profunda preocupación"
El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, manifestó "su profunda preocupación" y se puso a disposición para ofrecer "la asistencia que sea necesaria", informó en nota la cancillería.

Lula pidió al Gabinete de Seguridad Institucional de la Presidencia de la República y al ministerio de Relaciones Exteriores que realicen "una primera evaluación de la situación y de las medidas de asistencia que Brasil puede adoptar".

La presidenta argentina Cristina Kirchner conversó con su par chilena, Michelle Bachelet y Rafael Correa, el presidente ecuatoriano, señaló que lo ocurrido era "una pena". "En el transcurso del día voy a tratar de comunicarme con (la mandataria chilena) Michelle Bachelet", aseguró Correa, quien también ejerce la presidencia pro témpore de la Unión de Naciones Suramericanas, Unasur.

"El gobierno y el pueblo de la República Bolivariana de Venezuela manifiestan su más profundo pesar", señaló por su parte el Ministerio de Relaciones Exteriores venezolano en un comunicado en el que ofrecía "todos los medios humanos y materiales que puedan contribuir a salvar vidas humanas".

México y Uruguay lamentaron también la tragedia.