•   TEGUCIGALPA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La delegación de la Policía Internacional, Interpol, de Honduras desistió de emitir las órdenes de captura internacional contra el ex presidente Manuel Zelaya y sus ex colaboradores por atribuírsele un delito político, informó hoy Orlín Cerrato, representante del organismo en este país centroamericano.

"En casos de situaciones políticas, étnicas y religiosas o militares sinceramente no se le da curso a ese tipo de notificaciones", afirmó Cerrato. "Sin embargo, sí hay una orden vigente dentro del país", aclaró el funcionario en declaraciones a radios locales.

La fiscalía hondureña presentó el miércoles una nueva acusación contra el ex presidente Zelaya y otros cuatro miembros de su gobierno por fraude y abuso de autoridad, exigiendo la captura de ellos. Los otros acusados son el ex ministro de la Presidencia Enrique Flores Lanza, la ex ministra de Finanzas Rebeca Patricia Santos, el ex viceministro de Finanzas José Antonio Borjas y el ex ministro del Fondo Hondureño de Inversión Social (FHIS), César Salgado.

La Fiscalía acusó a Zelaya y a los demás miembros de su gobierno de utilizar 30 millones de lempiras, equivalentes a 1,6 millones de dólares, destinados a obras sociales, para organizar una consulta popular cuyo fin último era reformar la Constitución. Como algunos de los acusados no se encuentran en el país, "se está solicitando la respectivas alertas migratorias para que sean puestos a la orden del juez que conozca la causa", indicó la Fiscalía.

Zelaya, que fue derrocado el 28 de junio, viajó el 27 de enero a República Dominicana a raíz de un acuerdo entre el nuevo presidente hondureño que asumió ese día, Porfirio Lobo, y el mandatario dominicano, Leonel Fernández. Por su parte, Flores Lanza y Santos salieron de Honduras luego del golpe de Estado del 28 de junio. La justicia hondureña acusó a Zelaya, tras el golpe, de 18 delitos, entre ellos, el de traición a la patria.