•   MÉXICO / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

Unas 22 personas fueron asesinadas y siete más quedaron heridas entre viernes y sábado, en una nueva ola de violencia que azotó el norte de México, informaron autoridades estatales. Una de las víctimas fue un joven de 20 años, asesinado durante una reunión en un domicilio del sur en Chihuahua, capital del estado homónimo. Un comando armado llegó y “disparó ráfagas de fuego contra los presentes, lo que dejó un saldo de siete lesionados y un muerto”, dijo el sábado en comunicado, la Fiscalía estatal.

Otras 11 personas fueron ultimadas en diferentes municipios de Chihuahua, el estado más violento de México, y que comparte una amplia frontera con Estados Unidos.

En la convulsionada Ciudad Juárez, frontera con El Paso, Texas (EU), un total de 10 personas fueron asesinadas en incidentes relacionados con la guerra que libran los cárteles de droga.

Entre las víctimas están dos mujeres y un hombre que fueron abatidos en un salón de estética por jóvenes armados, mientras que el cadáver de una mujer fue arrojado de un automóvil, según los reportes.

Asimismo, seis hombres fueron asesinados en diferentes hechos en Ciudad Juárez, de 1 millón 300 mil habitantes. Las autoridades federales y estatales diseñan un nuevo programa de seguridad para esta localidad, tras la matanza de 15 personas el 31 de enero en una fiesta juvenil, incluidos 13 estudiantes de bachillerato.

El gobierno mexicano enfrenta una férrea lucha, con unos 50,000 militares, contra los cárteles de la droga, cuyas pugnas han cobrado desde diciembre de 2006 unos 15,000 muertos.

Detienen a presunto asesino de jóvenes

Mientras tanto, en Ciudad Juárez, militares mexicanos detuvieron este sábado a uno de los presuntos responsables de participar, el 31 de enero pasado, en la masacre de 15 personas en Ciudad Juárez, donde murieron 13 estudiantes de bachillerato, informó la procuraduría de Chihuahua (norte).

Aldo Fabio Hernández Lozano, de 30 años, alías “El 18”, “es parte de la organización criminal La Línea --brazo armado del cártel de Juárez--, quien aceptó su participación en el homicidio múltiple”, dijo Patricia González, Procuradora de Chihuahua, al presentarlo ante la prensa.

Se trata del segundo implicado detenido después de la masacre, en la que participaron unos 15 sicarios, mientras que uno de los jefes de esta organización de narcotraficantes, que ordenó la matanza, murió un día después en un enfrentamiento con el Ejército.

El 31 de enero pasado, un comando armado irrumpió de madrugada en una casa donde se celebraba una fiesta de jóvenes y abrió fuego contra ellos, dejando un saldo de 15 muertos y 17 heridos.

El hecho provocó indignación entre la opinión pública mexicana y obligó a las autoridades a aumentar sus esfuerzos para controlar la violencia en Ciudad Juárez, de 1 millón 300 mil habitantes, fronteriza con El Paso (Texas, Estados Unidos) y la más violenta de México.

Los cárteles de la droga en México han generado una escalada de violencia en los últimos tres años, con un saldo de al menos 15,000 muertos, pese al despliegue de 50,000 militares en el territorio mexicano.