•   CARACAS  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno de Venezuela está dispuesto a "avanzar en tener las mejores relaciones con Colombia", 'congeladas' por Caracas desde julio pasado, informó hoy el canciller Nicolás Maduro, quien resaltó que los pasos se deben dar "sobre la base del respeto".

"Estamos evaluando los pasos que está dando el grupo de amigos. Vemos como positiva esa iniciativa. (...) Estamos en toda la disposición de avanzar en tener las mejores las relaciones con Colombia, las más profundas, las más completas relaciones de cooperación, como siempre ha sido", expresó Maduro a periodistas. "Debemos avanzar hacia el mejor estado de las relaciones posible sobre la base del respeto a nuestra soberanía, al derecho a paz que tenemos en la región, al jefe de Estado venezolano, a nuestras instituciones y sobre esa base ir construyendo un camino para la mejoría de relaciones", agregó.

Sin embargo, Maduro criticó que "la política de Integración, respeto y ganas de trabajar y complementarnos con Colombia", que sirvió para impulsar el comercio entre ambos países desde 1998 a 2008 "fue pateada y destruída por el actual gobierno" del presidente colombiano Alvaro Uribe.

Colombia también reitera su voluntad
El canciller colombiano, Jaime Bermúdez, reiteró hoy la voluntad del gobierno de avanzar en el restablecimiento de las relaciones con Venezuela y renovó el llamado a Maduro para una reunión en ese sentido.

Uribe y el mandatario de Venezuela, Hugo Chávez protagonizaron un fuerte enfrentamiento verbal durante la cumbre países de América Latina y el Caribe en Cancún (México), cuando el mandatario colombiano acusó a su par de llevar a cabo un bloqueo comercial a los productos hechos en Colombia.

Finalmente, se decidió que un grupo de países amigos mediará entre Colombia y Venezuela. Tanto Chávez como Uribe confiaron en que la colaboración de los demás mandatarios sea eficaz en el mejoramiento de las relaciones colombo-venezolanas.

Venezuela congeló en julio de 2009 sus relaciones con Colombia debido a un acuerdo militar entre Bogotá y Washington que permite a las tropas estadounidenses operar controladamente desde siete bases militares del país sudamericano.