•   MADRID/AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

El jefe del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero calificó ayer lunes en la noche de “lamentables” e “inaceptables” las declaraciones del canciller venezolano Nicolás Maduro atacando a un juez español y al ex jefe del gobierno José María Aznar.

Maduro había acusado durante el fin de semana al juez español Eloy Velasco, quien señaló que ETA y las FARC contaron con la “cooperación” del gobierno venezolano, de estar vinculado a “la mafia de (el ex jefe del gobierno español, José María) Aznar”.

“Esta es la acción de un juez vinculado a la mafia de Aznar, en España así lo conocen”, dijo Maduro sobre el magistrado.

“Es un juez que ha trabajado para el (español) Partido Popular (PP), que es el partido de la derecha, que tiene sectores ultraderechistas, que tiene sectores ultra-reaccionarios vinculados al pasado franquista, son los hijos directos del franquismo”, agregó el canciller venezolano.

Estas declaraciones son “lamentables” e “inaceptables”, declaró Zapatero a la televisión pública española TVE, pidiendo al gobierno venezolano “respeto por las instituciones judiciales y el presidente Aznar”.

Las declaraciones de Maduro se produjeron poco antes de que Madrid y Caracas publicaran el sábado un comunicado reafirmando su voluntad de luchar conjuntamente contra el terrorismo y en la que Venezuela rechazó toda “supuesta colaboración” con ETA.