•   RAMALÁ, Cisjordania  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El vicepresidente estadounidense Joe Biden condenó nuevamente hoy la decisión de Israel de construir nuevas viviendas en Jerusalén Este anexionada y reiteró el apoyo de Washington a un Estado palestino "viable".

"Todo el mundo debe saber hoy que no hay alternativa a la solución de dos Estados (israelí y palestino), que debe formar parte integrante de cualquier plan de paz global", expresó Biden en Ramalá, Cisjordania. "Ayer, la decisión del gobierno israelí de hacer avanzar la planificación de nuevas viviendas en Jerusalén Este socava esta confianza, la confianza que necesitamos ahora para comenzar y tener negociaciones fructíferas", añadió. "Corresponde a todas las partes desarrollar un clima de apoyo a las negociaciones y no complicarlas", declaró Biden.

El gobierno de Benjamin Netanyahu provocó una crisis diplomática con Estados Unidos al autorizar ayer, durante la visita de Biden, la construcción de 1.600 nuevas viviendas en Ramat Shlomo, un barrio de colonización habitado por judíos ultraortodoxos en un sector árabe de Jerusalén anexionado por Israel. La comunidad internacional no reconoce esa anexión.

Biden elogia "valentía de Abbas"
Biden elogió la "valentía y la convicción" del presidente Abbas y su primer ministro Salam Fayyad. Por su lado, el presidente palestino Mahmud Abas acusó a Israel de "destruir la confianza" y de asestar un "duro golpe" al intento de reanudar el diálogo entre israelíes y palestinos. Abas reafirmó su compromiso con la solución del conflicto en base a dos Estados. "Un Estado de Israel que viva en seguridad y en paz al lado de un Estado palestino en las fronteras del 6 de junio de 1967 con Jerusalén Este como capital", manifestó Abas.

La decisión israelí provocó el descontento de Estados Unidos, que Biden expresó anoche, llegando con dos horas de retraso a una cena ofrecida por Netanyahu.

En la ONU, el secretario general Ban Ki-moon reiteró que las colonias eran "ilegales" a los ojos de la ley internacional, mientras los Estados árabes prometieron "una respuesta clara" a la colonización en Jerusalén Este, durante una reunión este miércoles por la noche en El Cairo. La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, también se sumó el miércoles a las protestas.

Palestinos reclaman congelación total de colonización judía
Después de meses de esfuerzos diplomáticos y de idas y venidas de su enviado especial para Oriente Medio George Mitchell, Estados Unidos logró lanzar negociaciones indirectas entre israelíes y palestinos para reactivar el proceso de paz bloqueado desde finales de 2008. Los palestinos, que aceptaron sin entusiasmo este diálogo indirecto, siguen reclamando una congelación total de la colonización judía antes de volver a la mesa de negociaciones directas.

Pero Netanyahu rechaza cualquier condición previa y ofreció una moratoria limitada y temporal de 10 meses en la colonización en Cisjordania, con la excepción de Jerusalén Este. Netanyahu, criticado por la prensa israelí por "arruinar" las relaciones cruciales con el aliado estadounidense, se negó a comentar la crisis. "No habrá ningún comunicado sobre este asunto", aseguró su portavoz, Mark Regev.

Sin embargo, el ministro de Defensa israelí, el laborista Ehud Barak, denunció "un anuncio superfluo que perturba las negociaciones de paz con los palestinos". "Es realmente embarazoso, y debemos presentar disculpas por esta falta grave", comentó su colega laborista Yitzhak Herzog, ministro de Salud.