•   LA HABANA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Unos 200 partidarios del gobierno de Cuba repudiaron hoy en las calles de La Habana una marcha de protesta de las Damas de Blanco, familiares de presos políticos. "Pin, Pon, fuera, abajo la gusanera (disidentes)", "La calle es de Fidel (Castro)", gritaron unas 200 personas a una veintena de Damas de Blanco, que cumplían su segundo día de protestas en el séptimo aniversario de las condenas contra sus 75 familiares en la primavera de 2003.

Las Damas acudieron a la misa del templo católico San Juan de Letrán y después pidieron a gritos libertad para sus familiares frente a la sede de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC). "Estamos aquí para decirles a los periodistas que existimos y que hay 53 hombres que están en las cárceles, algunos de ellos muy enfermos", señaló frente a la UPEC la activista de Damas de Blanco Laura Pollán, refiriéndose al número de presos políticos de los 75 que aún están en prisión.

"Las calles son de los revolucionarios"
Al marchar por la céntrica avenida 23, entregando gladiolos rosados a los transeúntes, las mujeres fueron rechazadas verbalmente por unas 200 personas que contestaron sus gritos de "libertad" con consignas a favor del Gobierno. "Los cubanos no se dejan coger (tomar) las calles, porque las calles son y serán de los revolucionarios", afirmó una mujer que vestía blusa roja y pantalón negro y se identificó como "una revolucionaria más del pueblo".

En contraste, una joven que aseguró trabajar como farmacéutica expresó su respeto por la marcha de las mujeres: "Mientras lo hagan de forma pacífica, civilizada y no entren en provocaciones, tienen todo mi respeto", comentó.

Agentes de la Seguridad del Estado vestidos de civil evitaron choques físicos durante la marcha y detuvieron a un hombre que gritó consignas contra el Gobierno.

Las Damas de Blanco iniciaron ayer, con un homenaje póstumo a Orlando Zapata, el preso político muerto el 23 de febrero tras dos meses y medio de huelga de hambre, una jornada de siete días para conmemorar el séptimo aniversario de la detención y condena de sus familiares.

Según Pollán, las opositoras rendirán tributo el miércoles al periodista disidente Guillermo Fariñas, en huelga de hambre desde hace 19 días en su natal Santa Clara (280 km al este de La Habana), reclamando la libertad de 26 presos políticos que asegura están en delicado estado de salud. Hasta el próximo domingo las mujeres realizarán vigilias y marchas pacíficas "todos los días" por La Habana.