•   WASHINGTON /EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

El Gobierno de EU canalizará 50 millones de dólares para endurecer la vigilancia fronteriza ante la espiral de violencia en la zona, que el sábado pasado se cobró la vida de tres personas allegadas al consulado estadounidense en Ciudad Juárez (México).

Mientras, el gobierno de Texas puso en marcha la primera fase de un plan de contingencia, con un aumento de patrullajes en la zona y recursos adicionales para combatir “cualquier situación potencial” de peligro en la porosa frontera.

“No sólo tenemos la obligación de resguardar nuestras fronteras sino también la responsabilidad de hacerlo en la forma más eficaz” y menos costosa posible, dijo en un comunicado la secretaria de Seguridad Nacional de EU, Janet Napolitano, al anunciar esa inversión de fondos.

El dinero proviene del plan de estímulo económico que aprobó el Congreso en 2009 para el sistema de sensores y cámaras de vigilancia en el suroeste conocido como “SBInet”.

El sistema incluye dispositivos portátiles, como radios, computadores, cámaras, vídeos y equipos infrarrojos y de rayos X.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés) pondrá en el congelador toda futura inversión en SBInet más allá del despliegue inicial para las áreas de Tucson y Tajo (Arizona), hasta que se complete una evaluación del programa.

El embajador de México en EU, Arturo Sarukhán, dijo a EFE que el envío de más recursos a la frontera común “sería evidentemente importante”.

“Una de las lecciones claves que deben desprenderse de los trágicos acontecimientos de Ciudad Juárez, es que México y Estados Unidos tienen que seguir trabajando juntos y que EU debe profundizar su compromiso y confrontar al narcotráfico operando a ambos lados de nuestra frontera común”, agregó el diplomático.

El senador republicano de Arizona, John McCain, elogió la inversión “contra entradas ilegales” porque, a su juicio, Washington ya gastó más de mil millones de dólares en un “fallido sistema”.

El anuncio del DHS se produjo tres días después del asesinato de tres personas allegadas al consulado de EU, entre ellas dos estadounidenses, en Ciudad Juárez, una de las urbes más peligrosas del mundo.

Críticas contra Calderón
El presidente de México, Felipe Calderón, viajó ayer martes a Ciudad Juárez acompaña o de su canciller, Patricia Espinosa, y del embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual.

El Gobierno de EU se deshace en elogios a los esfuerzos de México, pero Calderón también afronta críticas de varias ONG dentro y fuera del país por la militarización de la lucha antidrogas.