•   RUSIA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Rusia y Estados Unidos exhibieron hoy diferencias sobre eventuales sanciones a Irán por su programa nuclear y, al mismo tiempo, anunciaron para muy pronto un nuevo acuerdo de desarme START, en el primer día de visita de la secretaria de Estado norteamericana a Moscú.

"Todavía quedan oportunidades para la diplomacia", declaró el ministro de Relaciones Exteriores ruso Serguei Lavrov, al referirse a la voluntad norteamericana de que la ONU adopte nuevas sanciones contra Irán.  "Seguimos, como en el pasado, comprometidos con una solución diplomática, pero es necesario una solución", replicó por su parte Hillary Clinton, con semblante serio, en el transcurso de la rueda de prensa. "Consideramos prematuro, por ahora, la continuación de cualquier proyecto, pues queremos enviar un mensaje claro a los iraníes", insistió Clinton, refiriéndose al lanzamiento en 2010 de la central nuclear de Bushehr.

El primer ministro ruso, Vladimir Putin, había anunciado minutos antes que el primer reactor de esta central nuclear debía entrar en servicio a partir del verano 2010. Las declaraciones de Lavrov son un revés para la diplomacia norteamericana que pensaba que sólo le faltaba convencer a China para que el Consejo de Seguridad de la ONU adopte sanciones contra Irán.

"Progresos significativos" en el nuevo tratado START

En cambio, Clinton y Lavrov dieron casi por hecho un nuevo acuerdo sobre desarme nuclear. "Estamos haciendo progresos significativos en el nuevo tratado START, según nos dicen los negociadores en Ginebra", declaró Clinton. "El resultado de las últimas series de negociaciones nos permiten pensar que llegaremos a un acuerdo final muy pronto", agregó la secretaria de Estado.

"Estamos al final de la última recta y esperamos que próximamente los negociadores anuncien el fin del trabajo", mencionó por su parte Lavrov. "Luego nos pondremos de acuerdo sobre la fecha y el lugar que podemos proponerles a los presidentes para la firma del documento", agregó Lavrov.

"Quedan sólo uno o dos temas pendientes. Hubo avances en los últimos días", reafirmó el portavoz de la diplomacia norteamericana Philip Crowley.

Desde hace meses, negociadores rusos y norteamericanos se reúnen regularmente en Ginebra para preparar un nuevo documento, piedra angular de un nuevo impulso a las relaciones entre los ex enemigos de la Guerra Fría, deseado por los presidentes Barack Obama y Dimitri Medvedev después de años de "paz fría" bajo el mandato de George W. Bush.

Ban solicita un rápido acuerdo
Hoy, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, exhortó a los dos países a firmar un nuevo acuerdo lo "más rápidamente posible". "Espero sinceramente que usted y el presidente norteamericano Obama firmen el tratado START lo más rápidamente posible", manifestó Ban a Medvedev en una reunión en el Kremlin. "Espero que sí", respondió Medvedev en inglés.

El acuerdo podría quedar cerrado antes del 12 de abril próximo, fecha prevista para una conferencia sobre la seguridad nuclear en Washington, indicó hoy el diario ruso Kommersant.

Oficialmente, la visita de dos días de Clinton tiene por finalidad la participación en una reunión del Cuarteto para Medio Oriente, cuyo resultado podría ser una mayor presión sobre Israel, que la semana pasada anunció la construcción de 1.600 viviendas más en Jerusalén Este, la parte árabe de la ciudad santa. El anuncio israelí durante la visita del vicepresidente norteamericano, Joe Biden, provocó fuertes tensiones diplomáticas entre Israel y Estados Unidos.

Clinton, Lavrov y los otros dos integrantes del Cuarteto, la jefa de la diplomacia europea Catherine Ashton y Ban Ki-moon, cenarán juntos en la noche del jueves y se volverán a ver mañana.