•   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, urgió hoy a Israel a tomar "decisiones difíciles pero necesarias" para la paz con los árabes, al tiempo que prometió su compromiso "sólido" con la seguridad de Israel.

En un discurso dirigido a un lobby judío estadounidense (AIPAC), Clinton expresó que Estados Unidos no cederá en su "compromiso" de impedir que uno de los mayores enemigos de Israel, Irán, se dote de la bomba atómica. Pero las sanciones tomarán su tiempo, advirtió Clinton.

Las declaraciones de Clinton eran esperadas con expectativa, ya que tienen lugar en medio de uno de los períodos más difíciles de las relaciones entre Estados Unidos e Israel, cuando la administración del presidente Barack Obama lucha por reanimar las conversaciones de paz en Medio Oriente ante la incesante expansión de los asentamientos israelíes en los territorios palestinos ocupados.

Clinton tenía previsto reunirse con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que viajaba a Washington para dar su propio discurso ante el mismo Congreso anual de la AIPAC (Comité Americano-Israelí de Asuntos Públicos), el principal lobby proisraelí de Estados Unidos. Netanyahu no ha cedido un ápice en los planes de su gobierno de derecha de expandir la colonización en Jerusalén Este, cuya anexión en 1967 no ha sido reconocida por la comunidad internacional. El anuncio de la construcción de 1.600 viviendas en una colonia judía del sector árabe de Jerusalén, durante una visita del vicepresidente Joe Biden a mediados de marzo cayó especialmente mal en Estados Unidos.

"Las nuevas construcciones en Jerusalén Este o Cisjordania socavan la confianza mutua y amenazan las conversaciones cercanas que son el primer paso hacia las negociaciones completas que ambas partes desean y necesitan", indicó Clinton. "Y socava la habilidad única de Estados Unidos de jugar un papel -un papel esencial, diría- en el proceso de paz", añadió.

Planes de expansión podrían hundir acuerdos con Palestinos
Pero analistas estadounidenses dudan de que Netanyahu dé marcha atrás en su plan porque significaría el colapso de su coalición gobernante. Los planes de expansión de los asentamientos amenazan con hundir un difícil acuerdo con los palestinos para participar de conversaciones indirectas, con la mediación de Estados Unidos. Los palestinos exigen el cese de la colonización antes de reanudar las discusiones.

El emisario estadounidense para Medio Oriente, George Mitchell, se reunió hoy con el presidente palestino, Mahmud Abbas, en la capital jordana en un intento de rescatar las conversaciones. Mitchell indicó que tuvo un encuentro "bueno, positivo, productivo" sobre las maneras de iniciar las conversaciones "lo antes posible", al tiempo que llamó a israelíes y palestinos a la "moderación", tras los episodios de violencia registrados en los últimos días en los territorios palestinos y Jerusalén Este.

En su discurso ante el AIPAC, Clinton afirmó que el camino para la paz "requiere que todas las partes -incluido Israel- tomen decisiones difíciles pero necesarias", añadiendo que es importante "decir la verdad" a los amigos cuando es necesario. "El statu quo es insostenible para ambas partes. Solo promete más violencia y aspiraciones que no se harán realidad", afirmó.

La secretaria de Estado aseguró además que el presidente Barack Obama y ella misma tienen un compromiso "sólido" con la seguridad de Israel, agregando que en su caso es un apoyo personal. "Para el presidente Obama, y para mí, y para toda esta administración, nuestro compromiso con la seguridad de Israel y el futuro de Israel es sólido como una roca", afirmó.

"Además de amenazar a Israel, una Irán con armas nucleares envalentonaría a los terroristas y desataría una carrera armamentística que podría desestabilizar la región. Eso es inaceptable", señaló por otra parte Clinton. "Por lo que quiero ser clara. Estados Unidos está resuelto a evitar que Irán adquiera armas nucleares".