•   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Corte Suprema de Estados Unidos dio hoy vía libre a la extradición del ex dictador panameño Manuel Noriega a Francia, donde se le reclama por blanqueo de dinero, al rechazar su último recurso para impedirla.

En enero, la máxima instancia judicial estadounidense no aceptó un primer recurso de Noriega para evitar la extradición, una decisión que fue recurrida, y hoy, los nueve jueces de la Corte rechazaron sin comentarios el segundo y último recurso para evitar su traslado a Francia.

Noriega, de 75 años, fue derrocado y capturado en 1989 por el Ejército estadounidense durante su intervención militar en Panamá. Había sido aliado de Estados Unidos durante la Guerra Fría e informante de la agencia central de inteligencia, CIA. El ex dictador está encarcelado en Florida, en el sudeste, donde fue condenado en 1992 a 30 años de prisión. Su pena por tráfico de drogas fue reducida y se cumplió en 2008. La justicia francesa lo condenó a diez años de cárcel en 1999 por diversos delitos, pero quiere organizar un nuevo juicio por blanqueo.

El abogado de Noriega en Panamá, Julio Berríos, expresó que la resolución que autoriza la extradición del ex dictador a Francia es "de índole política" porque "a nadie interesa" que regrese a su país. "Esta es una decisión de índole política y cuando interviene la política pierde la justicia, precisó Berríos.

"Hay acuerdos de trastienda por más que lo nieguen", añadió el abogado, quien sostuvo que tanto Estados Unidos como Francia estarían "complaciendo" a las autoridades panameñas para que Noriega no regrese a su país. "El actual gobierno (de Ricardo Martinelli) y el anterior (de Martín Torrijos) mantienen la misma postura de que es mejor que a Noriega se lo lleven para Francia, porque pone en peligro la estabilidad del país, porque sabe muchas cosas que no convienen a los políticos panameños", afirmó Berríos.

El gobierno panameño afirmó sin embargo en enero pasado, mediante un comunicado, que "Noriega debe cumplir las sentencias dictadas por las autoridades judiciales panameñas y enfrentar los procesos pendientes".

Asimismo, en esa oportunidad señaló que seguía "atentamente" el trámite de las solicitudes de extradición presentadas ante Estados Unidos, incluida la de Francia, y recordó que el ex dictador tiene varias condenas en Panamá por delitos como asesinatos y secuestro de opositores bajo su régimen.