elnuevodiario.com.ni
  •   LIMA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Argentina y Perú pusieron fin a 16 años de enfriamiento diplomático este lunes con una "visita de desagravio" a Lima de la presidenta Cristina Kirchner, por la venta de armas a Ecuador en la guerra que enfrentó a ese país con los peruanos en 1995.

"Siento que esta visita después de 16 años es una visita de desagravio institucional y de reparación histórica", manifestó la mandataria en el Palacio de Gobierno en presencia de su homólogo peruano, Alan García. "Esto es lo que he venido a hacer en nombre de los argentinos", enfatizó Kirchner al subrayar que su objetivo era "superar enojosos y viejos episodios que ni vale la pena mencionar siquiera, pero que hirieron profundamente a los peruanos".

La presidenta se refirió así a la venta a Ecuador de 5.000 fusiles y cartuchos en plena guerra que libraba ese país con los peruanos en 1995, pese a que Argentina era uno de los cuatro países garantes paz y se había decretado un embargo a la venta de armas a los dos países. La mandataria hizo notar que eso fue particularmente injusto por el hecho de que en 1982 Perú "tuvo un gesto único en toda América del Sur cuando sucedió lo de (la guerra de) las Malvinas de poner a disposición de Argentina aviones, pilotos y misiles para combatir al último enclave colonial en el continente".

Por su parte, García aseveró que tras un "largo tiempo de enfriamiento y de distancia", lo llenaba de satisfacción recibir a la presidenta de Argentina. "Y poner punto final a un enojoso incidente que jamás debió ocurrir pero que para nosotros no mella la amistad y cercanía con el pueblo argentino", agregó. "La actitud peruana hacia Argentina siempre ha sido la de un amigo leal y por eso cuando llegó el momento, Perú la apoyó en su justísima reivindicación soberana (sobre las Malvinas) que nosotros continuamos apoyando", precisó.

Ambos mandatarios coincidieron en que esta visita abre una etapa de acercamiento y profundización de sus relaciones bilaterales.

Kirchner se refirió a la importancia de la unidad de la región, donde es necesario -añadió- llevar a cabo el combate a la desigualdad y la pobreza, a la vez que respaldó la posición peruana de "no incentivar el armamentismo".

García saludó que en el futuro ambos países puedan trabajar en conjunto por el fortalecimiento de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), y destacó que la preocupación mutua debe ser búsqueda de la paz y seguridad regionales.

Tras una reunión de 45 minutos, los mandatarios presenciaron la firma de 13 convenios de cooperación y la suscripción de un acuerdo de asociación estratégica destinado a incrementar los lazos comerciales, culturales y educativos.

En su primer día de visita de Estado a Perú Kirchner fue recibida con honores militares en la sede del gobierno. previamente, colocó ofrendas florales en el monumento al libertador José de San Martín en la plaza que lleva su nombre en el centro de Lima. La mandataria llegó acompañada de su canciller Jorge Taiana, además de una comitiva de más de un centenar de empresarios de su país que vienen a buscar posibilidades de ampliar sus inversiones en Perú.

Mañana, en su último día de visita, la presidente Kirchner asistirá a una sesión solemne en el Congreso de la República y luego asistirá a la Municipalidad de Lima, donde el alcalde de Lima, Luis Castañeda, la declarará huésped ilustre de Lima.