•   PARIS  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente Nicolas Sarkozy prometió hoy que Francia erradicará "todas las bases de ETA" en su país, al asistir junto al jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, al funeral del policía francés asesinado por un comando de la organización separatista armada vasca.

"Vamos a erradicar una a una todas las bases de ETA en Francia (...) vamos a descubrir uno a uno todos los apoyos de esta organización", afirmó Sarkozy durante la ceremonia oficiada en la delegación del gobierno en Melun, cabecera del departamento de Sena y Marne, a unos 50 km al sudeste de París. "Francia nunca se dejará intimidar por el terrorismo", sostuvo el mandatario francés, dirigiéndose a Zapatero, que asistió a la ceremonia con su ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

También estaban presentes la ministra francesa de Justicia, Michele Alliot Marie, y su colega de Interior, Brice Hortefeux.

El policía Jean Serge Nerin, de 52 años, murió baleado el martes de la semana pasada por un comando de ETA, durante un control policial en Dammarie-les-Lys, cerca de Melun, que terminó en un tiroteo. Se trata del primer policía francés asesinado por ETA, considerada organización terrorista por la Unión Europea, UE.

ETA ha matado a 829 personas
En sus más de 40 años de lucha contra el Estado español por la independencia del País Vasco, ETA, que ha utilizado Francia como santuario de retaguardia, mató a 829 personas. "ETA es una organización sanguinaria" formada por "fanáticos sedientos de sangre", afirmó el mandatario francés ante el féretro cubierto con la bandera tricolor tras observar un minuto de silencio pasadas las 12H00 locales (11H00 GMT).

Sarkozy recordó que 33 miembros de ETA fueron detenidos en Francia en 2009 y afirmó: "No dejaremos que el territorio francés sea retaguardia de terroristas y asesinos" y Francia y España "nunca bajarán los brazos frente a la ignominia".

Más tarde, en una declaración a la prensa en el Elíseo, Zapatero agradeció el "compromiso tan fuerte de perseguir uno a uno los miembros de ETA en Francia y erradicar cualquiera de los lugares que les sirven de base o apoyo". "Francia y España sienten un gran pesar por la muerte del policía francés, pero quienes tienen que tener grave inquietud son los miembros de ETA porque serán perseguidos sin descanso por dos grandes policías" europeas, sostuvo Zapatero, tras un almuerzo de trabajo con Sarkozy dedicado a la lucha contra ETA. En clave interna, durante los funerales de Nerin, Sarkozy se comprometió "solemnemente a que este crimen no quede impune".

Todos los sindicatos de policías de Francia, que reclaman al gobierno más efectivos y menos presión para cumplir su tarea, habían convocado una concentración en memoria de Nerin, el segundo policía muerto en ese departamento de Ile de France (la región que incluye París) desde fines de 2009.

"Tolerancia cero"
Sarkozy aseguró que aplicará la "tolerancia cero" contra quienes ataquen a las fuerzas de seguridad. La semana pasada, anunció una reforma para elevar a 30 años la pena de cárcel efectiva por homicidio de personal de seguridad, sin posibilidades de reducción de pena.

Nerin, brigadier jefe ascendido el viernes a comandante, fue condecorado por Sarkozy a título póstumo como Caballero de la Legión de Honor. Padre de cuatro niños y oriundo de la Guayana Francesa, será inhumado el sábado en Cayena, su tierra natal.

Uno de los miembros del comando etarra, Joseba Fernández Aspurz, alias "El Gundi", de 27 años, fue inculpado de "homicidio con agravantes" y está en prisión preventiva. Los otros miembros del comando están prófugos