elnuevodiario.com.ni
  •   LONDRES  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Reino Unido anunció hoy la expulsión de un diplomático israelí alegando que había "razones convincentes" para hacer "responsable" a Israel del "intolerable" uso de pasaportes británicos falsos en el asesinato de un dirigente de Hamas el pasado mes de enero en Dubái. "Hay razones convincentes para creer que Israel fue responsable del uso incorrecto de pasaportes británicos (...) Este mal uso es intolerable", declaró el ministro de Relaciones Exteriores, David Miliband, en una declaración ante los Comunes, la cámara baja del parlamento británico.

"He pedido que un miembro de la embajada de Israel se marche de Gran Bretaña como resultado de este asunto", agregó Miliband sin dar ningún detalle sobre la identidad o el cargo del diplomático. Un portavoz de Downing Street precisó posteriormente que éste tenía dos semanas para abandonar el país.

Según el jefe de la diplomacia israelí, Avigdor Lieberman, Londres no ha suministrado pruebas. "No se nos ha transmitido prueba alguna sobre la implicación israelí en este caso", afirmó hoy en un comunicado.

El anuncio se produjo al día siguiente de que el embajador de Israel en Gran Bretaña, Ron Prosor, fuera convocado en el ministerio, donde se le comunicaron los resultados de la investigación realizada por la Agencia contra el Crimen Organizado (SOCA por sus siglas en inglés).

"La relación entre Israel y Gran Bretaña es de mutua importancia y por tanto estamos decepcionados por la decisión del gobierno británico", declaró hoy Prosor a los periodistas apostados en el exterior de la legación israelí. "Nuestra intención clara es fortalecer los firmes fundamentos de una relación que es a la vez vital y benéfica para nuestros dos países", agregó.

En Israel, un responsable que exigió el anonimato señaló posteriormente que su país no respondería con otra expulsión. "La prioridad actual es calmar el juego", declaró.

Esta no es la primera vez que Gran Bretaña expulsa a un diplomático israelí puesto que en 1988 ya forzó la marcha de un agregado acusado de implicación en una operación del Mosad para implantar en territorio británico a un miembro de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) como agente doble.

Destacando que las autoridades israelíes accedieron a todo lo que les pidieron los investigadores, Miliband explicó que el SOCA estableció que los 12 pasaportes británicos utilizados eran "copias de pasaportes británicos auténticos cuando fueron entregados para ser inspeccionados por individuos relacionados con Israel, en Israel o en otros países". "El Gobierno estima que es muy probable que las falsificaciones fueran hechas por un servicio de inteligencia estatal", agregó Miliband sin citar en ningún momento al Mosad, el servicio de inteligencia exterior israelí.

Las autoridades de Dubái acusaron al Mosad del asesinato de Mahmud al Mabhuh, un dirigente de Hamas considerado por Israel como un hombre clave en el contrabando de armas destinadas a la franja de Gaza, que fue hallado muerto el 20 de enero en una habitación de hotel de ese pequeño emirato. Según la policía de Dubái, los miembros del comando que llevó a cabo el asesinato utilizaron pasaportes occidentales falsos. Además de los 12 británicos había también documentos australianos, irlandeses, alemanes y franceses.

La fiscalía francesa anunció hoy la apertura de una investigación preliminar sobre los cuatro pasaportes franceses utilizados.