•   BOGOTÁ  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Costa Rica y Nobel de Paz, Oscar Arias, ofreció su mediación en el conflicto armado de Colombia al cumplir hoy una visita oficial a este país.

"Las naciones no pueden vivir en guerra eternamente. Colombia se merece disfrutar de la paz. Quedo a disposición de Colombia en lo que pueda ayudar para que alcance la paz, quiero estar siempre a disposición de lo que yo pueda servir y ayudar y ofrecerle al pueblo colombiano", señaló Arias.

Durante un encuentro con la prensa, en el palacio de Nariño -sede presidencial-, el costarricense saludó también los esfuerzos de su homólogo colombiano, Alvaro Uribe, "por consolidar la democracia" y afirmó que Latinoamérica tiene el reto de superar la polarización. "En América Latina seguimos polemizando sobre cuál de las ideologías o de los ismos, socialismo, comunismo, liberalismo, capitalismo, es la respuesta cuando lo que tenemos que hacer es lo obvio: educar a nuestros hijos, ofrecerle mejor condición de salud a nuestros pueblos", enfatizó.

El viaje de Arias a Colombia es el último que realiza como presidente antes de entregar el poder a la oficialista Laura Chinchilla el 8 de mayo.

"El pueblo colombiano tiene un lugar muy especial de cariño y de afecto y de admiración en mi corazón", aseguró Arias. Por su parte, Uribe agradeció a Arias "por estos años de compañía, apoyo, de haber podido beneficiarnos de su don de consejo", y destacó su "valerosa lucha contra el armamentismo, en favor de las políticas sociales y su visión moderna en favor de la integración de los pueblos".

Arias sostuvo en la mañana un encuentro a puerta cerrada con Uribe. Luego recibió las llaves de la ciudad de parte del alcalde izquierdista Samuel Moreno y se reunió con los directivos del Congreso y con magistrados de la Corte Suprema de Justicia.