•   SANTIAGO /EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

El religioso español José Ángel Arregui Eraña, de 53 años, fue condenado ayer a 817 días de prisión por un tribunal chileno que le encontró culpable de almacenar pornografía infantil.

Arregui, nacido en Bilbao (España) en 1957, deberá cumplir íntegramente la pena en la cárcel al desestimar el juez la petición de la defensa de otorgarle el beneficio de la libertad vigilada.

En una audiencia abreviada celebrada en el Centro de Justicia de Santiago, Arregui reconoció que guardaba más de 400 horas de vídeos de contenido pederasta.

Entre las imágenes de sexo explícito se encuentran los vídeos que presuntamente grabó el propio Arregui con escenas de abusos sexuales contra una quincena de menores entre 2002 y 2005 en Madrid.

La fiscal a cargo del caso, Andrea Rocha, solicitó la pena máxima para el acusado, y presentó tres informes técnicos que identifican al religioso como una persona de “discurso manipulador”, “altamente impulsiva y agresiva”.

Rocha expuso que según los informes entregados, uno de los cuales procede de España, los antecedentes personales del acusado “no dan garantías de que la medida preventiva de libertad pueda disuadirlo de cometer nuevos ilícitos”.

Arregui, profesor en algunos centros de la Comunidad de San Viator en España, fue detenido en Chile el 14 de agosto de 2009, fecha en la que ingresó en prisión preventiva a disposición de la Fiscalía Occidente de Maipú hasta el día de hoy.