•   CIUDAD DLE VATICANO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Vaticano desmintió hoy las informaciones publicadas por el diario estadounidense New York Times que sostienen que el cardenal Joseph Ratzinger, actual Papa, estaba informado del traslado del sacerdote pedófilo que alojó en 1980 en su diócesis.

Según el diario New York Times, en enero de 1980, el entonces cardenal Ratzinger, futuro papa Benedicto XVI, cuando ejercía como arzobispo de Múnich (Alemania), encabezó la reunión durante la cual fue autorizado el traslado de Essen a Múnich del padre Peter Hullermann, acusado de pedofilia. El futuro Papa recibió también días después una nota en la que se le informaba que el religioso retomaba el servicio pastoral pese a que tenía que someterse a una terapia.

En 1986, el cura fue declarado culpable de abusos sexuales a menores en otra parroquia de la región y cometidos después de su traslado a Múnich.

"El artículo del New York Times no contiene informaciones nuevas. El arzobispado (de Múnich, ndr) confirma que el entonces arzobispo (Joseph Ratzinger, ndr) no estaba al tanto de la decisión de reintegrar al sacerdote H. en las actividades pastorales de la parroquia", sostiene en un comunicado del Vaticano. "Se rechazan todas las demás versiones como resultado de especulaciones", sostiene la nota oficial del portavoz del Vaticano, padre Federico Lombari.

El Vaticano recordó además que el vicario general de entonces, monseñor Gerhard Gruber, asumió la "plena responsabilidad" de los decisiones "equivocadas" tomadas en ese época, concluye el comunicado. "El caso es interesante porque ilustra que el cardenal Ratzinger podía decidir si perseguir o no al religioso o por lo menos alejarlo de los niños", comentó el diario.

El New York Times empezó a revelar hace dos días una serie documentos incómodos sobre el Vaticano, al que acusó la víspera de haber encubierto a un padre estadounidense acusado de haber abusado sexualmente de unos 200 menores sordos de la región de Wisconsin, al norte de Estados Unidos.