•   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los presidentes de Francia, Nicolas Sarkozy, y de Estados Unidos, Barack Obama, coincidieron hoy en la necesidad de detener el programa nuclear iraní, y el mandatario estadounidense señaló que pretendía que se aplicaran sanciones a Teherán en cuestión de "semanas".

"Espero que podamos hacerlo esta primavera (boreal)", sostuvo Obama, antes de agregar que no estaba interesado en postergar durante meses el debate sobre las sanciones a la república islámica.

"Me interesa ver a ese régimen en su lugar en cuestión de semanas", declaró Obama, durante una rueda de prensa conjunta con su colega francés, Nicolas Sarkozy, con quien se reunió en la Casa Blanca.

"Ha llegado la hora de tomar decisiones. Irán no puede seguir esta loca carrera" nuclear, agregó Sarkozy a los periodistas.

El mandatario francés indicó que junto a la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro británico, Gordon Brown, tomarán "todos los esfuerzos necesarios" para asegurarsen "de que toda Europa" se involucre en el proceso de presionar y sancionar a Irán.

Las potencias occidentales intentan evitar que Irán siga desarrollando su programa nuclear, porque sospechan que tiene el fin de adquirir la bomba atómica. El régimen de Teherán lo niega.