elnuevodiario.com.ni
  •   MACHU PICCHU  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El principal atractivo turístico de Perú, la ciudadela inca de Machu Picchu, reabrió sus puertas al público tras permanecer cerrada dos meses a causa de las fuertes lluvias que afectaron a la vía férrea de acceso a la mítica construcción del siglo XV.

Entre 800 y 1.000 turistas en su mayoría estadounidenses, entre ellos la popular actriz Susan Sarandon, fueron los primeros en ingresar a la ciudadela de piedra bajo un cielo nublado. Además de los estadounidenses era fácil distinguir entre los visitantes a turistas mexicanos, argentinos y brasileños, quienes provistos de cámaras e impermeables apuraban el paso en busca de la mejor vista.

Machu Picchu luce en buen estado y las lluvias no han afectado las enormes piedras de formas geométricas que los incas usaron para edificarla en la cima de una montaña de más de 2.000 metros de altitud.

El ministro peruano de Comercio y Turismo, Martín Pérez, quien también viajó a la ciudadela, destacó que el ingreso de turistas será gradual y que al inicio sólo se autorizará hasta un 60% de la capacidad de visitantes que puede recibir. Machu Picchu es la locomotora del turismo en Perú y su reapertura permitirá promover otros lugares turísticos, acotó optimista.

Esa campaña incluye el programa "Celebrities" que el gobierno lanzó para ofrecer nuevos destinos para turistas, ricos y famosos. Con ese fin se invitó a la actriz Susan Sarandon, cuya presencia no pasó desapercibida.

La reapertura acaba con una sequía de turistas que afectó a Cusco, que registró en dos meses una dramática caída de visitantes del 70%, golpeando la economía de una región que vive principalmente de ese rubro.

El acceso a Machu Picchu se realiza ahora en autobús y tren, saliendo de Cusco, a unos 120 kms, después de que avalanchas de lodo y piedras causadas por fuertes lluvias en enero afectaran a varios tramos de la vía férrea. El trayecto en autobús dura dos horas desde Cusco, la antigua capital inca, hasta la localidad de Ollantaytambo, lugar en que los visitantes deben abordar el tren hasta Aguas Calientes, al pie de Machu Picchu, donde se llega al cabo de 90 minutos.

El tramo inicial de la vía férrea que lleva de Cusco a Ollantaytambo permanece aún en reparación, en un proceso que demorará dos meses, según la empresa Perú Rail.

Las intensas lluvias que cayeron a fines de enero en Machu Picchu provocaron su cierre temporal por la destrucción de la vía férrea, dejando aislados a unos 4.000 turistas que tuvieron que ser evacuados en helicópteros en una operación militar de cuatro días sin precedentes en Perú.