•   NUEVA DELHI  |
  •  |
  •  |
  • AFP

India comenzó este jueves el censo de su población de más de 1.000 millones de habitantes, una tarea gigantesca que moviliza a 2,5 millones de funcionarios para actualizar los datos obsoletos de hace diez años en un país inmenso y caótico. Será una faena ardua, ya que implica cubrir una vasta zona geográfica, adentrarse en territorios sometidos a la guerrilla maoísta y a movimientos separatistas, y afrontar el analfabetismo y una gran diversidad cultural y lingüística.

"El censo es un medio objetivo de evaluar cada diez años si los programas gubernamentales cumplen sus misiones y prever los programas futuros", resume el responsable de la operación, C. Chandramuli.

Recaban por primera vez datos biométricos de cada ciudadano
Además de contar los habitantes del segundo país más poblado del mundo, después de China, los funcionarios recabarán, por primera vez, los datos biométricos de cada ciudadano para el nuevo registro nacional que atribuirá a cada uno un número de identidad. "También es un desafío hacer que 2,5 millones de representantes del gobierno federal cumplan las instrucciones que les dimos sin cometer errores", recalca Chandramuli.

Los funcionarios tomarán las huellas digitales y las fotografías de identidad de cada habitante para el nuevo registro, una iniciativa calificada por el ministro de Interior P. Chidambaram "de mayor trabajo (...) desde la creación de la humanidad".

El censo tomará en cuenta los datos personales de cada uno, como su nacionalidad, su estado civil y los detalles que permiten evaluar cuántos tienen cuentas bancarias y teléfonos móviles. El censo y la recogida de datos biométricos, para los que harán falta 11,63 millones de toneladas de papel, llevará once meses y costará 60.000 millones de rupias (1.250 millones de dólares).

"India hace su censo desde 1872. Nada, ni las inundaciones, ni las sequías, ni siquiera las guerras, le impidió hacerlo", precisa Chandramuli.

El recuento de la población comenzó esta mañana con la presidenta de India, Pratibha Patil, quien firmó el registro de la primera parte del censo llamada "lista de domicilios", que detalla, entre otras cosas, la existencia de electricidad y de agua en las casas. El cómputo físico de población se hará entre el 9 y el 29 de febrero del próximo año. El censo terminará a mediados de 2011.

Se arman con mapas satelitales
Esta vez para reducir el margen de error de 2,3 registrado en 2001, los funcionarios estarán armados con mapas por satélite de los 608.786 pueblos del país. "Recomendé a los funcionarios que se aseguren de registrar a las mujeres, a los ancianos, a los minusválidos, a las comunidades nómadas y a los inmigrantes, que a menudo son descuidados", insistió Chandramuli.

Según Ashish Bose, un profesor jubilado del departamento de estudios sobre las poblaciones india y asiática de la universidad de Nueva Delhi, no se podrán evitar los errores ya que "las personas sin instrucción no conocen con exactitud su edad".

El profesor de demografía del Instituto Tata de ciencias sociales de Bombay S. Parasuraman estima que el nuevo registro nacional de población será muy valioso para las autoridades, principalmente en caso de catástrofe.