elnuevodiario.com.ni
  •   LIMA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Una protesta que mineros informales iniciaron hoy en el sur de Perú contra una ley que busca formalizar su actividad degeneró en un enfrentamiento con policías que dejó un civil muerto, según el gobierno, en tanto los dirigentes huelguistas denunciaron tres fallecidos.

El choque entre policías antimotines y los manifestantes ocurrió por la mañana cuando las fuerzas de seguridad procedieron a desbloquear la carretera Panamericana en el distrito de Chala, región de Arequipa, 620 km al sur de Lima.

"La Policía ha desalojado la zona y se ha restablecido el tránsito que había sido bloqueado por 7.000 mineros" que cerraron el paso vehicular en la ruta que comunica el sur peruano con la capital, aseguró el primer ministro, Javier Velásquez. "Ha habido un civil muerto", durante ese operativo policial, declaró luego Velásquez sin dar mayores detalles a los periodistas sobre una versión de los huelguistas de tres muertos.

Huelguistas denuncian tres muertes
Momentos antes, el dirigente Rafael Seminario denunció la muerte de tres mineros en esa misma acción, según declaró por teléfono al canal N de noticias. "Hay tres muertos en Chala, la Policía nos disparó", manifestó Seminario en alusión al procedimiento de desbloqueo de la ruta que ocuparon los mineros desde esta madrugada.

La víctima, que murió de un balazo en la cabeza, era un mototaxista ajeno al conflicto, denunciaron sus familiares. Versiones de prensa hicieron estado también de 11 heridos.

La Federación de Mineros Artesanales exige al gobierno de Alan García la derogatoria de un decreto que los obliga a formalizarse, de cara a reducir la contaminación ambiental y los accidentes de trabajo. Según la dirigencia del sector, la norma pretende que se abandonen los yacimientos informales -donde el oro es el principal mineral buscado- lo cual beneficiaría a las grandes compañías mineras, algo que el gobierno niega.

Detrás de la huelga está el "dios dinero"
El presidente Alan García señaló que detrás de la huelga están "el dios dinero y los buscadores de oro", que "esclavizan a niños y jóvenes". García defendió la norma porque el trabajo actual "envenena los ríos con mercurio y arsénico en (la región fronteriza) Madre de Dios. Los peces van a desaparecer y eso podría extenderse a Brasil creando un problema internacional". Pero descartó que la meta sea acabar con la minería informal: "Queremos que se formalicen, que tengan derechos y no sean explotados".

Paralelamente, otros 4.000 mineros informales se movilizaron en la localidad de Nazca, en el sur, reportaron medios de prensa.

"No hay diálogo con los mineros hasta que depongan la medida de fuerza, esto es chantaje", acotó el primer ministro. El gobierno peruano militarizó la protesta el jueves tras decretar el estado de emergencia en siete provincias mineras autorizando a las fuerzas armadas a intervenir en apoyo de la policía.

Según las autoridades, la minería informal en Perú genera ventas anuales de unos 600 millones de dólares y ocasiona grandes pérdidas al Estado, porque no paga impuestos, no aporta al canon minero y destruye el medio ambiente. La minería informal emplea a más de 30.000 personas e incluso a menores de edad. Esta actividad está muy extendida en Perú, en especial en la región Madre de Dios, Arequipa, Ica, Apurímac.