•   PESHAWAR, Pakistán  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los talibanes asaltaron hoy el consulado estadounidense de Peshawar -con un saldo de 11 muertos, entre ellos seis islamistas- en el noroeste de Pakistán, donde un atentado perpetrado durante un mitin mató a otras 41 personas.

La operación contra el consulado fue reivindicada por un portavoz de los talibanes paquistaníes aliados a Al Qaida, responsables de una oleada de atentados suicidas y de ataques comando que ya dejó más de 3.200 muertos en todo el país en algo más de dos años y medio.

En Washington, la Casa Blanca expresó su "profunda inquietud" tras el ataque contra su oficina consular en Pakistán, uno de sus aliados clave en la guerra "contra el terrorismo" que libra en esa región desde finales de 2001.

Unos asaltantes armados hasta los dientes intentaron tomar de asalto el consulado de Estados Unidos sin amilanarse ante las medidas de seguridad que lo rodean ni por su ubicación en un barrio militar de Peshawar, la principal ciudad noroccidental del país.

Un primer kamikaze empotró su vehículo, que contenía una bomba de 30 kg, contra un puesto de control de seguridad, a unos 50 metros del consulado, para abrir paso, contó Liaqat Ali, el jefe de la policía local. Un segundo coche, atestado esta vez con un centenar de kilos de explosivos, fue activado cerca de la barrera de entrada del consulado. Le siguió un tiroteo con armas automáticas entre los restantes asaltantes y los guardias de seguridad.

Fallecen cinco miembros de las fuerzas de seguridad
Dos asaltantes que iban a pie murieron por disparos mientras intentaban abrirse paso, con lo cual no les dio tiempo para detonar las chaquetas de explosivos que llevaban puestas, añadió Ali. El ministro provincial de Información, Mian Iftikhar Hussain, contabilizó al menos 11 muertos: cinco miembros de las fuerzas de seguridad y seis asaltantes.

La embajada de Estados Unidos en Islamabad anunció que al menos dos de los guardias paquistaníes de su consulado habían perdido la vida, sin que se sepa por el momento si están incluidos en el balance de los 11 muertos. "Otros muchos (guardias del consulado) resultaron heridos de gravedad", especificó en un comunicado que condena los ataques sangrientos de hoy.

Situado en las inmediaciones de las inestables zonas tribales fronterizas con Afganistán, Peshawar es la ciudad paquistaní con mayor número de atentados.

Azam Tariq, portavoz del Movimiento de los Talibanes de Pakistán (TTP), reivindicó el ataque contra el consulado diciendo que era "en represalia por los ataques de drones" estadounidenses.

Los aviones sin piloto de la CIA, con base en el vecino Afganistán, atacaron durante los últimos meses los refugios de Al Qaida y de los talibanes afganos y paquistaníes en las zonas tribales, feudos del TTP. Principal movimiento talibán paquistaní, el TTP juró fidelidad a Al Qaida en diciembre de 2007 y declaró la "guerra santa" a Islamabad debido a su alianza con Estados Unidos.

Más de 90 bombardeos de misiles por drones estadounidenses mataron a al menos 830 personas desde agosto de 2008, en su mayoría insurgentes islamistas, pero también muchos civiles, según los militares paquistaníes. "Tenemos entre 2.800 y 3.000 fedayin (combatientes suicidas), cometeremos más ataques de este tipo, tomaremos como blanco todos los lugares donde se encuentren los estadounidenses", afirmó Azam Tariq.

Otros 41 muertos en Timargarah
Otro ataque ensangrentó hoy Pakistán. En Timargarah, en el distrito de Lower Dir, un kamikaze que iba a pie hizo explotar su bomba frente a la tribuna donde el Partido Nacional Awami (ANP) celebraba un mitin al aire libre. El ANP es un movimiento laico mayoritario en la Asamblea de la Provincia de la Frontera del Noroeste (NWFP) y dirige el ejecutivo de Peshawar. Al menos 41 personas murieron y más de 80 resultaron heridas en el atentado, según la policía.