•   LIMA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Pueblos de la región sur de Perú se encuentran aislados hoy debido a una huelga de unos 7.000 mineros informales que mantienen bloqueada por tercer día consecutivo la carretera Panamericana, en un conflicto que hasta el momento dejó seis muertos y unos 20 heridos.

Las autoridades del gobierno y los dirigentes de la Federación de Mineros Artesanales del Perú -que dirige la protesta- se culpan mutuamente de intransigencia. "Los jóvenes mineros que han sido movilizados indebidamente, paulatinamente se darán cuenta de que nada se ganará así" con el bloqueo, manifestó hoy el presidente Alan García.

La protesta -que se extiende a Lima donde otros grupos protestan ante el Congreso- fue convocada por un decreto de urgencia que busca la formalización de la minería. Los huelguistas señalan que esa norma los afecta especialmente en sus labores de extracción de oro en la región de Madre de Dios, al sudeste del país, y que la misma está detinada a desplazarlos para beneficiar a las grandes empresas mineras.

300.000 mineros informales en Perú
La federación minera señala que en Perú -quinto productor mundial de oro- existen unos 300.000 mineros informales. El primer ministro Javier Velásquez advirtió que si se deroga la norma se haría "un enorme daño" al país, porque proseguiría una actividad que contamina el medio ambiente.

El dirigente minero Teódulo Medina expresó que ellos están a favor de la formalización de su labor. "Queremos diálogo, pero que sea constructivo, sin engaños ni amenazas; estamos viendo la posibilidad de despejar la carretera, pero las bases quieren muestras reales de interés por solucionar el conflicto", manifestó Medina.

Denunció que el domingo al iniciarse la huelga la policía los reprimió con violencia cuando hacían una marcha pacífica, matando a cinco personas, por lo que los mineros tomaron la ruta. Una sexta persona, una anciana de 80 años, falleció de un infarto en uno de los autobuses paralizados por la huelga.

El bloqueo de la ruta se produce en la localidad de Chala, en la región Arequipa, 620 km al sur de Lima, que ha significado el corte de la Panamericana que corre paralela al litoral peruano de norte al sur del país. Más de 1.500 vehículos, entre ómnibus de pasajeros y camiones de carga, se encuentran paralizados a ambos lados de la vía generando malestar entre miles de viajeros. La protesta amenaza con dañar alimentos perecibles, como unos 250.000 litros de leche que están por perderse, expresaron productores lecheros.

Ayer el bloqueo se levantó sólo por dos horas luego de que fueran liberados 26 mineros detenidos el día anterior.

La toma de la carretera ha aislado a Arequipa, 1.000 km al sur de Lima, la segunda ciudad en importancia de Perú, y a las regiones más al sur de Moquegua y Tacna, ésta última fronteriza con Chile. En un intento por romper el aislamiento del sur el gobierno dispuso un puente aéreo con aviones Antonov y Hércules de la Fuerza Aérea para trasladar a los viajeros desde la sureña Ica hasta Arequipa, pero este sistema resulta insuficiente.

Grupos de personas protestaban hoy en el aeropuerto de Arequipa pugnando por viajar a Lima y otras partes del país y exigían el aumento del número de vuelos, reportaron emisoras radiales regionales.

El negocio del oro de toda la industria aurífera asciende a 5.700 millones de dólares en este país, según señaló Miguel Santillana, un experto en temas mineros, quien sostuvo que la minería formal e informal produce alrededor de 500 a 550 millones de dólares en la región Madre de Dios.