•   CARACAS / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

El presidente Hugo Chávez pidió a Colombia aclarar si los ocho colombianos detenidos la semana pasada en Venezuela acusados de espionaje pertenecen al ejército colombiano, al señalar que algunos de ellos tenían carnets de las fuerzas armadas.

“Nuestra inteligencia militar (...) logró detener a un grupo de ciudadanos colombianos que andaban tomando fotos y ahí tenemos las pruebas. Hay ocho detenidos y algunos de ellos con carnet del ejército colombiano. Eso tendrá que aclararlo el gobierno colombiano”, dijo Chávez en una transmisión por la televisora estatal VTV.

“Pudiera ser falso el carnet. No estoy acusando al ejército de Colombia ni al gobierno de Colombia, pero son evidencias: computadoras, equipos de comunicación satelital, una empresa de fachada y fotografías tomadas desde centrales termoeléctricas e hidroeléctricas”, agregó.

El ministro venezolano de Interior y Justicia, Tareck El Aissami, declaró el martes que ocho ciudadanos colombianos fueron detenidos la semana pasada “por la presunta comisión de delito de espionaje” del “sistema eléctrico nacional, con fines de desestabilización y sabotaje”.

Todos ellos siguen arrestados, informó.

Fotos de infraestructuras

Según El Aissami, a los arrestados se les confiscaron fotografías de infraestructuras eléctricas, puentes y autopistas de varios Estados venezolanos, que podrían ser “objetivos de sabotaje”.

“Quién sabe cuántos de estos apagones han sido producto del sabotaje”, dijo Chávez.

“Por eso es que hemos incrementado la inteligencia y el patrullaje en todas las plantas. Estamos obligados a mantener vigilancia cerrada”, agregó.

Los familiares de los detenidos, que viven y trabajan en Venezuela, denunciaron su arresto a la prensa colombiana la semana pasada.

Venezuela atraviesa una severa crisis eléctrica debido, según el gobierno, a la sequía y al derroche de energía de la población. Esto ha provocado apagones y fallas eléctricas en distinas ciudades del país.

La situación ha obligado al gobierno a declarar el estado de emergencia y poner en marcha severos racionamientos.