•   BANGKOK  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Tres personas murieron y al menos otras 70 resultaron heridas hoy en ataques con granada cerca del barrio financiero de Bangkok, donde dos grupos de manifestantes, los camisas rojas y los progubernamentales, se plantaban cara a cara, según fuentes oficiales.

Las autoridades indicaron que cinco granadas fueron lanzadas por el bando anti gubernamental de los "camisas rojas". "Tres personas murieron y más de 70 resultaron heridas", expresó el viceprimer ministro Suthep Thaugsuban añadiendo que en el ataque se utilizó un lanzagranadas M79. "Está claro que fueron disparadas desde la posición de los camisas rojas", manifestó a los periodistas.

Los "camisas rojas", que reclaman elecciones anticipadas, negaron su responsabilidad en estos incidentes. "El que haya perpetrado los ataques con M79 quiere que la gente piense que fueron los camisas rojas. Jamás atacaríamos a gente inocente", señaló un líder del movimiento anti gubernamental, Jatupotn Prompan.

Según una fuente diplomática un japonés y un australiano figuran entre los heridos. Estados Unidos condenó estos ataques mortales y pidió a todos los bandos que hicieran lo mismo.

El primer ministro tailandés, Abhisit Vejjajiva, convocó a una reunión de emergencia de los responsables nacionales de seguridad, según el portavoz gubernamental Panitan Watanayagorn.

Ejército emite mensajes contradictorios
Antes del ataque, el Ejército tailandés había emitido mensajes contradictorios, dejando entrever una intervención inminente para dispersar a los manifestantes antigubernamentales. Pero luego su jefe, Anupong Paojinda, reiteró que quería evitar un baño de sangre.

Consultado sobre la posibilidad de llevar a cabo una operación hoy para dispersar a los "camisas rojas", el coronel Sunsern Kaewkumnerd, un portavoz castrense, respondió con un: "Es imposible, una operación nocturna es peligrosa".

Los "sin colores" --manifestantes que apoyan al Gobierno-- se encaraban a los "camisas rojas", que exigen desde mediados de marzo la dimisión del Ejecutivo y controlan un importante barrio turístico y comercial de la ciudad. Dos explosiones se escucharon a unos cientos de metros detrás de los "sin colores" poco antes de las 20H30 (13H30 GMT).

"El Ejército intervino para hacer pasar una ambulancia. Un extranjero fue sacado de detrás de una pequeña calle en camilla", contó un fotógrafo. Una periodista informó luego de una tercera explosión que causó al menos tres heridos. "Cientos de 'sin color' agitaban banderas y parecían de buen humor cuando resonó la explosión. Un hombre cayó en la carretera, otros dos en la acera", afirmó.

Hora y media después de la primera deflagración, los investigadores recorrían la zona con linternas en busca de indicios.

Desde el lunes, los "camisas rojas" se encuentran frente a soldados armados con fusiles de asalto que tomaron posiciones para impedirles extender el territorio que controlan. Pero cada noche se concentran en la zona cientos de manifestantes progubernamentales exasperados por el movimiento de los camisas rojas. Los bandos rivales se insultan, además de lanzarse piedras y botellas.

"Estaba cerca de la policía cuando vi cómo el fuego venía hacia mí. Iba demasiado rápido, no pude huir", declaró a una televisión local un hombre herido en la espalda.

Después de las explosiones, la tensión parecía decaer. La mayoría de los "sin colores" abandonaron el lugar, dejando de nuevo cara a cara a los militares armados y los "camisas rojas" mientras los helicópteros patrullaban el cielo de Bangkok.