•   SAN SALVADOR /AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

Desconocidos asesinaron a balazos, ayer viernes en El Salvador, a la esposa de un funcionario mexicano de la Interpol, quien resultó herido de gravedad, informó la Policía Nacional Civil (PNC).

La víctima, también de nacionalidad mexicana, fue identificada únicamente como Claudia, esposa de Luis Guillermo Medina, oficial regional de la Interpol en San Salvador, explicó a la prensa el subdirector de Investigaciones de la PNC, comisionado Howard Cotto.

La pareja viajaba en su vehículo cuando dos desconocidos desde una motocicleta le dispararon, en el sector noroeste de la capital, según las indagaciones preliminares de la policía.

Tras el hecho, la PNC montó un operativo de búsqueda de los responsables del crimen.

En febrero, Medina había sido herido de bala por desconocidos en el sector oeste de San Salvador.

Las autoridades atribuyeron el ataque a una acción de delincuentes que pretendían asaltar al funcionario de Interpol.

Asesinatos provocan escasez de choferes

En otro orden, los continuos asesinatos de choferes en El Salvador a manos de pandilleros, han causado escasez de esos trabajadores, denunció ayer viernes el gremio de empresarios de ese sector, que reclaman más seguridad.

“Nos estamos enfrentando a una situación en donde la gente tiene miedo de tomar un trabajo en alguna empresa de transporte colectivo, porque teme que lo puedan matar y es comprensible pues nadie quiere morirse y hoy tenemos escasez de motoristas”, aseguró a la prensa el presidente de la Asociación de Empresarios de Autobuses, Genaro Ramírez.

Entre enero y mediados de abril 40 chóferes han sido asesinados, según cifras oficiales. En 2009 murieron 150 a manos de pandilleros, que extorsionan a los empresarios con el cobro de una “renta” a cambio de no matar a los trabajadores.

Este viernes, empresarios de buses paralizaron el servicio para protestar por los asesinatos y exigir seguridad a las autoridades.